Hoy quiero hablarte de productividad personal,  los factores que nos separan de nuestra productividad, los diferentes tipos según las personas, averiguar en qué parte del día eres más productiva y algunas recomendaciones para mejorarla (incluida una matriz de productividad).

¿Te parece interesante lo que vengo a contarte?

¿Comenzamos entonces?.

Vivimos en una sociedad que se mueve muy deprisa con  horarios fijados que si no los cumples pueden llevarte al  caos y la desesperación.

Fichamos al entrar a trabajar, tenemos la hora marcada de salir de casa para no perder el tren, autobús o pillar un atasco si vas en coche.

Las actividades escolares y extraescolares de los niños, las revisiones medicas… y cualquier distracción nos pueden alejar de cumplir nuestros planes.

 

Entonces ¿Qué es la productividad?

 

Según la RAE  según el diccionario de la Real Academia Española (RAE), la productividad es un concepto que describe la capacidad o el nivel de producción por unidad de superficies de tierras cultivadas, de trabajo o de equipos industriales.

La productividad es un concepto relacionado con la  Economía que se refiere a la relación entre la cantidad de productos obtenida mediante un sistema productivo y los recursos empleados en su producción.

En este sentido, la productividad es un indicador de la eficiencia productiva.

 

¿Qué tipos de productividad existen en función de las personas?

¿Qué tipos de productividad existen en función de las personas?

Carson Tate, fundador de Working Simply, consultora de gestión de Carolina del Norte en Estados Unidos y autor del libro Working Simple: Embracing The Power of Your Personal Productivity Style.

Tate llegó a la conclusión tras varios años de investigación  de que si elegimos nuestras herramientas de productividad basándonos en nuestras formas de pensamiento cognitivo, tendremos mucho mejores resultados.

Todos tenemos diferentes formas de hacer las cosas.

Algunas personas hacen listas, otras planifican, usan lápices de distintos colores,  agendas y hay quienes saben organizarse dentro su  propio  caos.

A continuación te explico los  4 tipos:

Prioritaria

Este tipo anda  entre el pensamiento lógico, analítico, crítico y realista basando todas sus acciones en hechos.

Le encanta mejorar su eficiencia calculando cuánto tiempo le va a llevar completar una tarea y planear su desarrollo en días y semanas.

Planificadora

Este tipo de productividad destaca por ser organizada, ordenada y orientada al detalle.

Disfruta utilizando calendarios y herramientas de gestión de proyectos pero carece de espontaneidad

Tienen capacidad para ordenar los elementos de un proyecto y colocarlos en orden secuencial y con detalles.

Visualizadora

Este tipo opta por un pensamiento más holístico, intuitivo, integrador y sintético.

Funciona muy bien bajo presión y se aburre con facilidad si no lleva varios proyectos a la vez.

Aquí la espontaneidad y la  impulsividad son una fuente de ideas maravillosa, pero un riesgo para el desarrollo del proyecto según el plan establecido.

Conciliadora

Es una comunicadora nata que tiene la habilidad de guiar y moderar las reuniones del proyecto.

Intuitiva, sabe reconocer lo que ocurre en una situación determinada; interviniendo para conciliar si fuera necesario  y retomar el rumbo.

Su habilidad para comunicar la convierte en una líder natural

Ahora veamos que factores nos pueden separar de nuestra productividad.

 

 Factores que te separan de la productividad personal

 

Continuamente  estamos rodeadas por toda clase de estímulos y  las distracciones nos aparecerán por todos lados.

Ahora mismo mientras escribo este artículo tengo un ruido exterior en la calle de niños con los patinetes en una superficie empedrada que no me permite  concentrarme

Identificarlas es el primer paso para evitarlas cuando se presenten.

Te cuento algunas de ellas pero seguro que a ti se te ocurren muchas más

1. Redes sociales

2. Teléfono móvil

3. El espacio de  trabajo.  Desde la mesa de trabajo, una silla incomoda, la postura corporal, la luz, la limpieza… y para mi fundamental es que tiene que ser un espacio silencioso, sin ruidos.

4. Desorganización. El desorden en el trabajo y/o  en casa  parece inofensivo pero no lo es

5. No conocer bien tus herramientas. Cuando no conoces bien las aplicaciones y dispositivos o maquinaria que utilizas a diario.

6- Nuestros propios pensamientos ya que estamos haciendo una tarea y pensando en la lista de la compra por ejemplo.

 

Y, tú, ¿cuándo eres más productivo/a?

 

“Yo soy más de mañana” decimos, “a mí me cunde más por la noche” dicen otros, y es importante conocernos para aprovechar mejor nuestros momentos de productividad

Existen personas que prefieren despertarse temprano. En las dos o tres primeras horas del día se encuentra su pico máximo de productividad. Son capaces de terminar las tareas mucho más rápido en esas horas.
En el otro lado  existen las personas que se despiertan de mal humor por la mañana y  tardan horas en terminar de despertarse. A lo largo del día van recuperando energía y se encuentran en su momento culmen, en torno a las 6 de la tarde.

A continuación he pensado en algunas recomendaciones que te pueden servir para mejorar tu productividad

Recomendaciones para mejorar tu productividad personal

Solemos comenzar  con  una lista de todo lo que es necesario hacer y/o de las necesidades a cubrir.

Una lista de cosas por hacer es un conjunto de tareas sin más.

Por el contrario, un plan conlleva  una estrategia  con  todos los recursos necesarios para lograr un

Escribe

Es el paso más importante y básico para mejorar tu productividad. Se ha comprobado  que, poner por escrito la información, asegura un mayor índice de retención. Además al final de la jornada tacharla una vez completada será uno de los placeres del día.

Simplifica  en tareas más pequeñas

No hagas lista de cosas haz listas de tareas.

Tareas que puedes hacer  en una cantidad de tiempo determinada y en un lugar especifico.

Establece  tus Prioridades

Planifica estableciendo prioridades: lo que es importante que se haga primero, o necesario que se termina hoy, que se compre antes de la semana próxima..

Planifica tu día en base a estas prioridades, clasificando tareas por su importancia y/o sus fechas límites.

No olvides tu meta y tus objetivos

Ten en  cuenta no solo tus metas más inmediatas sino también tus metas a medio y largo  plazo.

Los objetivos irán relacionados con tus hábitos y tu meta tienes que definirla  de manera muy concreta para que sea alcanzable

 

Una matriz de productividad

 

El general y presidente estadounidense Dwight D. Eisenhower, que desarrolló un método sobre la gestión del tiempo en el que se utiliza una matriz para clasificar las tareas a realizar.

¿Cómo funciona la matriz de  Eisenhower?

La matriz de Eisenhower con sus cuatro áreas de responsabilidad o cuatro cuadrantes.

Aquí  con el  método de Eisenhower, primero realizarás aquellas tareas que son importantes y urgentes, y luego le dedicarás tiempo a aquellos proyectos que son importantes, pero menos urgentes.

A – importante y urgente: estas tareas tienen la prioridad más alta y se  deben completar inmediatamente.
B – importante, pero no urgente: estas tareas también deben realizarse para que uno pueda alcanzar sus propias metas, pero se  puede retrasar el momento en el que se llevarán a cabo.
C – urgente, pero no importante: estas tareas deben completarse a tiempo. Eisenhower recomienda delegar estas tareas en la medida de lo posible.
D – ni importante ni urgente: estas tareas se encuentran al final de la lista de prioridades, porque no son relevantes  y no necesitan completarse con especial urgencia.
 

 ¿Cómo nos puede ayudar  La Inteligencia Emocional a  encontrar apoyos?

 

¿Cómo nos puede ayudar La Inteligencia Emocional a encontrar apoyos?

 

Tener un conocimiento de nosotras mismas, desde el punto de vista de  nuestra Inteligencia  Emocional nos ayudara  cuando aparezcan  los primeros signos de estrés.

Seremos capaces de identificar nuestras emociones y gestionarlas de una manera diferente a las anteriores.

A trabajar nuestras creencias ya que : Somos lo que creemos

A no dejar que se instale la Señora Queja mucho tiempo y hacerse amiga del error en: Cuando el error fue mi amigo.

También a encontrar  que nos motiva   cuando nos decimos: No tengo ganas de nada

Quizás sea el momento de comenzar un proceso de coaching..

Para  empezar de una vez por todas a  tomar las riendas de  tu vida.

Y ahora te toca a ti

 

Según la RAE:  

Descubrir es: manifestar, hacer patente, destapar lo que está tapado o venir en conocimiento de algo que estaba ignorado.

¿Qué has descubierto de tus productividad  al leer estas palabras?

!!Cuéntame!!

Te espero en los comentarios 

¿Te habías parado a pensar en qué momento del día eres mas productiva?

Por supuesto te invito  a que compartas este artículo tanto si conoces a alguien que le pueda ayudar o porque simplemente te ha gustado😉

Graaacias a ti, por estar ahí y leerme.

Un abrazo 

Virginia