Mis guías – Nueva Mirada para seguir Avanzando y vivir Disfrutando-te

 

Hoy quisiera hablarte de un fenómeno que he estado observando, que nos pasa a la mayoría y apenas somos conscientes de ello.

Es una etapa, donde tras un proceso de “resiliencia diaria” aproximadamente somos capaces de obtener una Nueva mirada para seguir Avanzando y conseguir vivir Disfrutándote-te.

Resumiendo es como cuando tropiezas al pasar por un bache y al día siguiente vuelves a pasar y no solo no tropiezas sino que además te felicitas por no haberte caído.

Así son mis guías de las que hoy vengo a hablarte.

Mis “Guías Redescubriéndote” incluyen una recopilación de mi formación, mi experiencia personal   y mi forma de trabajar a unos precios muy interesantes y asequibles.

Con ellas podrás acercarte al mundo del desarrollo personal y aventurarte en tu propio conocimiento sea cual sea tu situación personal o económica.

Estas guías están redactadas de manera sencilla, clara y directa para que sean usadas como un manual y puedan ser útiles en tu vida diaria

 

Comencemos con un cuento

 

En un bosque de Tailandia vivía una numerosa comunidad de luciérnagas. Su casa era el tronco de un árbol lampati, el más viejo de todo el país.

 Por la noche, las luciérnagas salían del árbol para iluminar la noche con su tenue luz como  pequeñas estrellas.

Pero no todas las luciérnagas participaban: una de ellas, la más pequeña, se negaba a salir del árbol para volar.

La familia estaba preocupada pasaron  los días y la pequeña luciérnaga seguía sin querer salir del árbol

Una noche, con todas las luciérnagas poblando el cielo nocturno del bosque, su abuela se quedó en el árbol para razonar con ella:

– ¿Qué te pasa, nieta? Nos tienes preocupados a todos, ¿Por qué no sales con nosotros por la noche a divertirte volando?

– No me gusta volar – respondió, tajante, la pequeña.

– Somos luciérnagas, es lo que hacemos mejor. ¿No quieres volar mostrando tu luz e iluminando la noche? – le insistió la abuela.

– La verdad es que… Lo que me pasa es que… – comenzó a explicar la pequeña – Tengo vergüenza. No tiene sentido que ilumine nada si la luna ya lo hace. No me podré comparar nunca ella, soy una chispa diminuta a su lado.

– Si salieras con nosotros verías algo que te sorprendería. Hay cosas de la luna que aún no sabes…

– ¿Qué es lo que no sé de la luna que todos sabéis? – preguntó la luciérnaga pequeña con curiosidad.

– Pues que la luna no siempre brilla de la misma forma. Depende de la noche, brilla entera,  la mitad o solo un cachito. Incluso hay días que se esconde y nos deja todo el trabajo a nosotras, las luciérnagas. La luna cambia con frecuencia y no siempre brilla con la misma intensidad. En cambio tú, pequeña luciérnaga, siempre brillarás con la misma fuerza y siempre lo harás con tu propia luz.

Esa noche, la pequeña luciérnaga salió del lampati para iluminar la noche, entendiendo que cada uno debe hacer brillar su propia luz mostrando a los demás lo mejor de sí mismo.

 

Nueva   mirada desde la Resiliencia

 

Cuando escuchamos hablar de la palabra resiliencia siempre nos imaginamos sucesos trágicos y traumáticos.

Hoy quiero hablarte de los pequeños sucesos que van ocurriendo mientras va pasando la vida, te hablo de  “una resiliencia diaria”

A nivel personal: podemos cambiar de colegio, nos presentamos a pruebas de nivel muy exigentes, cambiamos de domicilio, podemos cambiar de ciudad incluso, vamos encontrando y/o dejando relaciones de amistad y de pareja, empezamos un trabajo nuevo, nos puede ocurrir que en la misma empresa nos cambien de departamentos, nos pueden despedir también….

A nivel pareja: nos independizamos, creamos una familia, nos llega la etapa de crianza que puede ser conjunta o en solitario, pasamos por la adolescencia de nuestros hijos, quizás entre medias, comenzamos a cuidar de nuestros mayores…

 

“Solo te puedes cambiar a ti mismo pero a veces eso lo cambia todo”

                          Gary W. Goldstein

 

Todos esos cambios los vamos incorporando en nuestra vida y vamos caminando  con ellos apenas sin darnos cuenta

Parecen pequeñas cosas pero todos y cada uno de esos cambios nos van enseñando y transformando.

Nos van dando experiencias que nos hacen sumar para “ir pasando de nivel “como si de un juego se tratara.

La vida va pasando, mientras van pasando todos estos “obstáculos”  que vamos superando y eso nos hace en cierta medida también resilientes.

Quizás en algún momento te hayas planteado estas preguntas… ·

      ¿Te encuentras con situaciones que parecen no tener salida?

·     ¿Te gustaría ser capaz de ver o encontrar nuevas posibilidades?

La resiliencia es la capacidad que tienes para sobreponerte, afrontar las adversidades y resurgir fortalecida o transformada.

Imagina por un momento que…

·      Sorteas aquello que parecía que no se podía rehuir.

·      Eres capaz de reanimar lo que creías acabado.

      Re-descubres aquello tan extraordinario que posees en tu interior.

El proceso resiliente es parecido a la creación de una perla dentro de una ostra. Cuando un granito de arena entra en su interior y la agrede, segrega nácar para defenderse, y como resultado, crea una ostra

Es a su vez una metáfora generativa que construye futuros posibles sobre la esperanza humana y la consecución de la felicidad ante los sufrimientos, los traumas y el dolor padecido.

Puedes continuar leyendo sobre este tema pinchando en  el siguiente enlace sobre la resiliencia

Te guiara con una metáfora para que descubras  una Nueva mirada

Mi  “Guía para afrontar las adversidades y encontrar nuevas posibilidades”  es lo que estabas buscando.

 

Avanzando con nuestra motivación

 

Pasan los años y  con ellos las distintas etapas por las que hemos pasado.

Estas etapas han ido marcando nuestra personalidad.

Nos vamos creando, expectativas o quizás objetivos de aquello que deseamos obtener.

Recuerda que lo que nos mueve son los sueños, los proyectos y las ilusiones.

Es la motivación la que nos impulsa hacia lo que queremos y es esencial para conseguir aquello que deseamos.

Puede ser un trabajo con un horario flexible, un trabajo en el cual viajes y conozcas otras culturas.

Puedes desear comprar una casa cerca del mar.

Tener varios hijos.

Puede ser tener una vida sana y un cuerpo de cine.

Puede ser poder mantener una familia con un solo trabajo.

O también querer invitar  a los tuyos  a comer a un restaurante.

El término motivación se deriva del verbo latino moveré que significa moverse, “ponerse en movimiento” o “estar lista para la acción”.

Entendemos por motivación el conjunto de variables intermedias que activan la conducta y/o la orientan en un sentido determinado para la consecución de un objetivo.

Cuando se habla de motivación parece que se queda lejos, que “no van con nosotras” no nos damos cuenta de la importancia que tiene en nuestra vida para todas esas opciones que a nuestro nivel deseamos conseguir.

Hay días en los que no tenemos ganas de nada y otros en los que nos “comemos el mundo” pasando alguna temporada de “aquí, como siempre”

 

“Debes encontrar el lugar dentro de ti donde nada es imposible”

                       Deepack Chopra

 

Porque si sabemos qué nos motiva, cómo pensamos, qué sentimos y cómo reaccionamos ante las situaciones de la vida, podremos corregir aquellos comportamientos que nos inducen al fracaso y reforzar los que nos conducen al éxito.

 Conocerse a una misma no es tan fácil ya que nuestros motivos son con frecuencia inconscientes.

La mayoría de las veces no sabemos por qué hacemos lo que hacemos o sentimos como sentimos.

A veces, incluso ni siquiera queremos saberlo…

Quizás te hayas planteado estas preguntas…
 

1. Me cuesta acabar lo que empiezo  porque me desmotivo.

2. ¿Que objetivos quiero lograr?

3. ¿Cómo llegar, si desconoces donde ir?

4. ¿Cómo puedo de alcanzar esos objetivos?

 

Nuestro cerebro trabaja en base a objetivos y si no le decimos dónde queremos ir, difícilmente nos ayudara a llegar.

Es fundamental saber qué quieres y que no quieres, conocer qué te  hace especial y aquello que te falta por aprender.

Imagina por un momento que…
 
·  Encuentras aquello que despierta tu motivación.

·   Eres capaz de hacer una planificación que te lleve a tu objetivo

·   Que consigues materializar el objetivo que te has planteado.

Cuando hayas prestado atención a  todo esto, serás capaz de identificar las metas y los recursos que dispones para llegar a tus objetivos de la manera más exitosa

Puedes continuar leyendo  para saber mas sobre Inteligencia Emocional  y en este enlace conocer tus  superpoderes 

Te animo a empezar a trabajar con esta guía que incluye un cuento  que te guiará con una metáfora para encontrar aquello que te anime a seguir Avanzando.

Con mis guías podrás acercarte al mundo del desarrollo personal y aventurarte en tu propio conocimiento sea cual sea tu situación personal o económica.

Estas guías están redactadas de manera sencilla, clara y directa para que sean usadas como un manual y puedan ser útiles en tu vida diaria

Mi “Guía para transformar tu sueño en un objetivo real” te impulsara a  conseguirlo

Disfrutando-te desde la  Autoestima

 

La autoestima es el conjunto de creencias, percepciones, evaluaciones y pensamientos que tenemos acerca de nosotros mismos.

“La autoestima es la reputación que adquirimos de nosotros mismos”

                 Nathaniel Branden

 

Es la valoración que realizamos basándonos en nuestras experiencias.

Una autoestima sana es esencial para actividades como hablar en público, entrevistas de trabajo, relaciones positivas con el entorno, hijos, pareja; saber defender tus derechos, expresar tus deseos e intenciones, ser una misma…

Quizás te hayas planteado estas preguntas…

 1. No te valoras lo suficiente como te gustaría?

2. ¿Te consideras una persona insegura?

3. ¿Te comparas con los demás y tu grandeza desaparece?

4. Piensas en tus debilidades y casi nunca te paras a pensar en tus fortalezas.

La falta de autoestima y de confianza, unida a la ausencia de hábitos saludables, hacen que no nos valoremos lo suficiente y no vivamos la vida que nos gustaría vivir.

La autoestima es la base para una vida más sana en todos los aspectos de nuestra vida, empezando por una relación adecuada con una misma y con los demás.

Muchos de nosotras hemos oído, leído y vistos vídeos sobre la autoestima…pero pocas de nosotras lo ponemos en práctica. Creo que esto ocurre porque no nos permitimos descubrir hasta qué punto la falta de autoestima hace que nuestra vida sea más difícil.

Imagina que eres capaz de…
 
  Comenzar a descubrir “tu grandeza”.

  Dejar de compararte.

  Reconocer que eres la persona más valiosa en tu vida.

Por desgracia a la mayoría no nos enseñan a querernos y respetarnos, y muchas vivimos con obstáculos internos, a raíz de una autoestima baja.

Puedes continuar leyendo sobre este tema pincha el siguiente enlace sobre la autoestima

Mi “Guía para quererte un poco más” puede ayudar transformar tu vida

 

Una última recomendación

 

Recuerda  como  en  el cuento:

“Tú, pequeña luciérnaga, siempre brillarás con la misma fuerza y siempre lo harás con tu propia luz.

Esa noche, la pequeña luciérnaga salió del lampati para iluminar la noche, entendiendo que cada uno debe hacer brillar su propia luz mostrando a los demás lo mejor de sí mismo.

Como la luciernaga : No te olvides de brillar y de iluminar a los demás con tu luz.

Descubre  cuál de mis guías se acerca más a lo que estás buscando para que  puedas empezar ahora mismo

Puedes hacerlas desde casa y a tu ritmo, si no tienes tiempo de ir a un taller presencial o no tienes ganas de compartir “tus cosas personales” con otras personas

 

 

Y ahora te toca a ti

 

                                           

 

Según la RAE:  

Descubrir es: manifestar, hacer patente, destapar lo que está tapado o venir en conocimiento de algo que estaba ignorado.

¿Qué has descubierto de ti misma al leer estas palabras?

!!Cuéntame!!

Te espero en los comentarios 

 ¿Que te ha enseñado el cuento?

¿Cual es la guía que en estos momentos te podría servir?

Por supuesto te invito  a que compartas este artículo tanto si conoces a alguien que le pueda ayudar o porque simplemente te ha gustado😉

Graaacias a ti, por estar ahí y leerme.

Un abrazo 

Virginia