El ser humano se comunica desde que existe.

En todas las relaciones interpersonales se produce la transmisión, recepción e intercambio de mensajes con una finalidad concreta que es la que le da el sentido a la comunicación.

La comunicación efectiva es una habilidad interpersonal clave

Tomar conciencia del poder generativo de nuestro lenguaje nos permite utilizarlo para transformar aquellas situaciones que no son del todo satisfactorias

Por eso, una de las partes importantes que se trabaja en un proceso de coaching es el lenguaje.

El lenguaje es acción.

Y es capaz con esas acciones de transformar el mundo, generar posibilidades, alterar el futuro y construir otras realidades.

Aprender a mejorar nuestra comunicación nos traerá muchos beneficios.

 

 

Mejora tus relaciones mejorando tu lenguaje

 

Mejora tus relaciones mejorando tu lenguaje

 

  • ¿Has tenido alguna vez la sensación de hablar y sentir que no te están entendiendo?
  • ¿Hay personas en tu entorno que parecieran que no hablan tu mismo idioma?
  • ¿Cuántas veces te has sentido fatal por no poder expresar de verdad lo que sentías?

Imagina ¿cómo mejorarían tus relaciones ( con tu hijos, con tu jefa, tu pareja) si fueras capaz de observar cómo te estás dirigiendo a ellos y ellas?

En definitiva, crear un diálogo construido entre los dos que merezca la pena.

Conociendo cómo nos comunicamos y cómo lo hace la otra persona podemos relacionarnos en sintonía e interactuar con respuestas que tengan sentido para ambos.

¿Imaginas cómo mejoraría tu relación?

La buena noticia es que, eso, se puede aprender

 

Analizando mi lenguaje

 

 

Es imposible separarnos a nosotros mismos del proceso de comunicación; pues, en ella, están implicadas todas nuestras experiencias, actitudes y emociones y, éstas, afectan directamente a la forma con la que emitimos e interpretamos mensajes

Cuando nos comunicamos con otras personas intervienen 3 elementos claramente diferenciados:

  • Por un lado el lingüístico, es decir, las palabras que utilizamos para comunicar aquello que queremos.
  • Por el otro, el tono y el volumen que acompaña a las palabras.
  • Finalmente el fisiológicoque incluye las expresiones, los gestos y la postura.

Una comunicación de calidad requiere una forma muy concreta de observar, escuchar y, en ocasiones, percibir a través del contacto.

Es imprescindible si queremos que nuestra comunicación influya positivamente en nuestras relaciones, mantener una grado de coherencia con estos tres elementos.

Hagamos lo que hagamos, incluso estando en silencio siempre transmitiremos un mensaje y ese mensaje por muy imparcial que quiera ser, siempre generará una reacción consciente o inconsciente en el receptor.

Generalizamos la información que nos llega a través de los sentidos.

Y ésta es la respuesta de por qué cada persona responde de una forma diferente ante los mismos estímulos.

 

También las preguntas, preguntas poderosas  y las respuestas -la comunicación, qué decimos y cómo lo decimos- es la clave fundamental para la indagación en cualquier proceso de coaching.

 

De esta forma, no solo es importante qué dicen las personastambién es fundamental la forma en que son dichas las cosas.

 

 

La relación contigo

 

La relación contigo

 

Muchas de nosotras utilizamos habitualmente palabras como “todas”, “ninguna”, “tal vez”, “intentar”, “debería”, etc.

En este dialogo interno plagado de generalizaciones creamos  relatos que nos posicionan como víctimas y no como responsables de la situación.

Estas generalizaciones hacen que  situemos el poder en el “afuera” y, por tanto   quedamos alejadas de la toma de decisiones y también de la solución

Seguro que te pones a recordar cómo ha sido tu dialogo en estos últimos días,   te has pillado diciendo frases como : “Voy a intentarlo o “debería hacer tal o cual cosa” “No lo terminé porque no me dio tiempo” o “Querría dejar de fumar pero…”.

Usar palabras con connotaciones positivas contribuiría a mejorar nuestro estado de ánimo, ya que al procesar ciertas informaciones  con  palabras a las que se le haya dado un significado positivo previamente, aumentarían nuestra energía y tenderemos a una reacción más positiva.

Esta información que sabemos que  nos proporcionan las palabras mejoraría nuestra capacidad de comunicación.

Pone en nuestras manos el arte de elegir y de dirigir llevando el timón.

El lenguaje puede ser una herramienta de ánimo e impulso o todo lo contrario.

En tus manos está la decisión

 

 

La  relación con los demás

 

 

La relación con los demás

 

Las relaciones que vamos construyendo con amigos, familiares y compañeros se hace a través de la comunicación.

Esa comunicación que hace que eliminemos barreras para hacernos entender de forma correcta.

Es la comunicación o su ausencia la que suma o resta en una relación.

Es la falta de comunicación la responsable de la soledad (elegida o no)  esa soledad

Cuando compartimos un café, una conversación y nos contestan”…a mi me sucede lo mismo”, compartimos también una sensación de alivio.

Es en ese “compartir las penas” donde podemos encontrar la solución que solas no somos capaces.

Es donde conversamos y esas conversaciones nos transforman.

Hoy, por medio de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, enfermos se comunican con otros que padecen la misma enfermedad estrechando lazos

Comunidades  virtuales donde hablar “el mismo idioma” es fundamental y no hace sentirnos menos aisladas y diferentes.

 

 

 

 

Obstáculos para una buena comunicación

 

Obstáculos para una buena comunicación

1- No escuchar

Por aquí comienzan muchos problemas ya que se convierten en monólogos y no seremos capaces de entendernos con la otra persona

 

2-Juzgar

Quien actúa de este modo se siente con derecho a etiquetar a las personas, a definir lo normal de  aquello que no lo es.

 

3-Suponer

Suponer es crear una historia con tus percepciones.

Es imposible adivinar lo que cada una de nosotras tiene en su cabeza

Hacer presuposiciones de lo que piensa, de lo que quiere decir, sin preguntarle directamente a la otra persona qué es lo que está intentado transmitir y sin hacer comprobaciones de que lo que digo se ajusta a la realidad.

 

4-Comparaciones

Comparar con otros y ponerse a sí mismo como modelo

Cuando se utiliza para remarcar aspectos negativos: “tienes el mismo carácter de tu padre”.

También puede suceder que uno mismo se proponga como modelo: “cuando yo tenía tu edad…”, “si yo hubiera tenido los padres que tú has tenido…”

 

 

Ventajas para una buena comunicación

 

Ventajas de una buena comunicación

 

1- Empatía 

La empatía se trata de ver las cosas desde el punto de vista de los demás.

Tratar de no juzgar ni filtrar el mensaje por ideas o creencias preconcebidas.

Prueba a ver las situaciones y las respuestas desde la perspectiva de la otra persona. “ponerse en los zapatos del otro”

Mantenerse en sintonía y entender sus emociones.

 

2-  Una  buena  actitud  y disposición

Hacer que la otra persona se sienta acogida, valorada y apreciadas en sus comentarios.

Si los demás perciben que son valorados, su apertura en la conversación será mayor.

 

3- Aprendiendo a Escuchar

Escuchar no es lo mismo que oír, no sólo las palabras que se hablan, sino también la forma en que se hablan y los mensajes no verbales que se emiten.

Utilizar las técnicas de aclarar y confirmar para estar seguros de lo que la otra persona ha dicho, de esta manera evitar cualquier confusión o suposición

Tratar de no pensar en qué se va a decir a continuación, despejar nuestra mente y concentrarnos en el mensaje que se está recibiendo

 

4- Respeto

 Siempre tratar de comunicarse con los otros en igualdad de condiciones.

Ser consciente de lo que está pasando en la vida de la otra persona.

Tratar de percibir cómo se siente.

Considerar el efecto emocional de lo que está diciendo

 

 

Mi conclusión

 

Todos nosotros nacemos con la posibilidad de diseñar nuestra propia forma de ser, a través de la capacidad generativa del lenguaje.

Efectivamente, si cambiamos nuestro lenguaje,  agregamos y dejamos de lado ciertas frases y palabras, nos hacemos responsables de nuestro mundo y por lo tanto, podemos transformarlo.

Una buena relación requiere de convers(acciones) transformadoras sinceras y reales.

En donde se hable de los temas que de verdad nos importan como pueden ser los objetivos, miedos o aprendizajes del pasado.

Pocas cosas liberan más en una relación que poder expresar un miedo profundo y sabernos escuchados.

 

Por ello, para que una  relación funcione   necesita de dos ingredientes: hablar con sinceridad de lo que es importante para una y saber escuchar con respeto, sin juzgar ni interpretar lo que nos  están contando.

 

Y ahora te toca a ti

 

Según la RAE:  

Descubrir es: manifestar, hacer patente, destapar lo que está tapado o venir en conocimiento de algo que estaba ignorado.

!!Cuéntame!!

Escribe  en los comentarios  ¿Conoces de algún obstáculo mas para una buena comunicación? ¿Que  nos recomiendas para una buena comunicación?

Te espero en los comentarios.

Por supuesto te invito  a que compartas este artículo.

Si conoces a alguien le puede ayudar  o porque simplemente te ha gustado.

Graaacias a ti, por estar ahí y leerme.

Un abrazo Virginia

2 thoughts on “Mejora tus relaciones mejorando tu lenguaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *