Las riendas de tu vida en 5 pasos ¿Comenzamos?

De la queja al inconformismo

Una actitud victimista  te impedirá coger  las riendas de tu vida

Cuando no sabes ver  el lado bueno de las cosas, solo te fijas en los fallos, comienzas a pensar en lo que pudo haber sido, o lo que debería ser y no es.

Tratas de cambiar al otro, a tus hijos, a tu  pareja…

Prefieres culpar de todo a todos  antes que reconocer que en  la mayoría de las situaciones, tú eres la única responsable.

La actitud va de asumir que siempre hay un modo mejor de hacer las cosas, que hay que salir de la zona de confort, que siempre se pueden pulir y mejorar los asuntos en los que uno se ve envuelto.

Solo unos pocos encuentran el camino, otros no lo reconocen cuando lo encuentran, otros ni siquiera quieren encontrarlo.

Frase de Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll 

Alicia

 Paso 1: Responsabilízate

Así, y lejos de pensar que son las circunstancias o nuestro contexto social quien conforma nuestra existencia, es necesario coger el timón y mirar al frente con confianza.

Para tomar las riendas de tu vida necesitas determinación y mentalidad de crecimiento. 

Un modo de lograrlo y de tomar las riendas de tu vida, es dejar de ser espectador para convertirnos en actores protagonistas.

Responsabilidad implica tomar una decisión: lo tomo o lo dejo ir.

Es decir, pasa por la aceptación.

Pero no aceptación como sumisión o resignación, sino como un cambio interno que te ayuda a colocarte frente a la situación.

Cogiendo el  timón de nuestro barco y mirar hacia adelante con confianza.

Para tomar las riendas de tu vida necesitas identificar tus valores que serán tu brújula en el camino.

Incluso cuando estés perdido tus valores aparecerán para que tomes impulso desde allí.

Y como dice Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll:

“– ¿Podrías decirme por favor, qué camino debo tomar para salir de aquí?

–Eso depende en gran parte del sitio al que quieras llegar, dijo el Gato.

–No me importa mucho el sitio, respondió Alicia.

–Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes, le contesto el Gato.”

 

Eres la única dueña de tu destino.

Tú decides que quieres hacer con tu vida.

De ti depende que hacer con aquello que se te ha dado, o tratar de hacer algo bueno con las herramientas que dispones.

Sólo tú has elegido estar donde estas, hacer lo que haces y qué hacer con las herramientas que tienes.

Tú eliges también si  quedarte en una relación que no te hace feliz o quejarte porque no hay trabajo. 

Es hora de dejar de esperar a  que llegue el trabajo perfecto, la pareja perfecta…

Sólo tú puedes controlar como piensas y actúas, nadie más.

La realidad es que tú lo haces lo que mejor que sabes y puedes en cada momento según tus razones o circunstancias.

Comienza  por identificar los puntos fuertes y débiles de tu personalidad, recuerda que eres quien tú decidas ser.

Descárgate mi herramienta  D.A.F.O. y averigua tus debilidades/amenazas/fortalezas y oportunidades para conocerte mejor

 

Paso 2: Para-te

 

Para sentir-te necesitas parar y detenerte.

Tomar una parada en tu día a día en el que caminas tan deprisa.

Apreciar, valorar, reflexionar, sentir la vida, sentirte, sentir al otro, escuchar, escucharme aprender, decidir diferente… todo esto necesita de “ese silencio”

Es en este espacio entre pensamiento y pensamiento,  que podrás reflexionar sobre la vida que quieres vivir.

Ahí en ese momento puedes hacerte preguntas como: ¿a dónde quiero llegar?”.

 Mas preguntas poderosas aquí

Aquí puedes ser consciente de dónde estás y donde quieres estar.

Otra frase de Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll:

¡Qué extraño es todo hoy! ¡Y ayer sucedía todo como siempre!

¿Habré cambiado durante la noche? Pero si no soy la misma, el asunto siguiente es ¿quién soy? ¡Ay, ese es el gran misterio!

 

 Paso 3: Libérate

 

Cuando te permites parar y observarte comienzas a darte cuenta de aquello que te ha acompañado siempre, ahora  ya no te sirve.

Si tu pasado ya no es útil, date permiso de soltar y olvidar el dolor que has sentido en este tiempo.

Quizás escribir puede ayudarte a dar otro enfoque o escribe de vez en cuando cómo te sientes, pon tus sentimientos en papel y reléelos unos días o semanas después.

Conocerte a ti mismo te permitirá ver con claridad lo que está pasando en tu vida.

Aquí puedes leer: La escritura como opción de crecimiento personal

Otra frase de Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll:

¡No estoy loco! Simplemente mi realidad es muy diferente a la tuya.

 

3º Paso: Libérate

 

Paso 4: Decide-te

Conscientemente.

Eres tú quien decide y no dejes esa decisión a tus miedos ni a tus creencias limitantes.

Decidir es elegir tu respuesta ante lo que te pasa, escoger que sí y que no.

Es tu mayor poder.

Tu verdadera libertad: la de escoger, sin importar las circunstancias.

Donde elijes ser la protagonista de tu propia historia y no un mero observador.

 

 Paso 5: Atrévete

 

El último paso,  es el momento de pasar a la acción.

Comienza por conocer personas nuevas

Terminamos pensando y reaccionando de manera muy similar como las personas con las que pasamos más tiempo, así que lo mejor es  incluir aquellas que nos hagan brillar  y dejar a un lado las relaciones toxicas.

Aprende un nuevo idioma a tocar un instrumento.

Lo que sabes cambia completamente tu visión de  lo que eres.

Si pretendes hacer un gran cambio, empieza cambiando pequeñas cosas.

Atrévete con un cambio en tu corte de pelo, ropa o maquillaje.

Es cuestión de tomar las decisiones adecuadas para hacer los cambios que te harán avanzar a la hora de coger las riendas de tu vida.

Otra frase de Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll:

Esto es imposible. Solo si tú crees que lo es. 

 

Una última recomendación:

Si después de leer este artículo deseas coger las riendas de tu vida te animo a que te pongas ya en acción con cualquiera de mis servicios, pincha el enlace que mas te interese:

Mis guías:   sobre  Motivación, Resiliencia y Autoestima que  acercarán al mundo del desarrollo personal y  podrás avanzar sea cual sea tu situación personal o económica. Podrás hacerlas desde casa y a tu ritmo a unos precios muy asequibles e interesantes. Ver aquí el enlace a mis guías

Apoyándote en Valores. Los valores  (una sesión de coaching en valores ) actúan cómo una brújula que nos mantiene en el camino cada día y nos traen de vuelta cuando nos sentimos perdidas. Tus valores son las cualidades que te definen, son la esencia de lo que eres. Ver aquí el enlace a Apoyándote en Valores

Programa Re-descubriendo-teProceso de coaching para mujeres que apuestan por su crecimiento personal y desean volver a conectar con su “yo más personal” con su esencia. Ver aquí el enlace a mi programa Re-descubriendo-te

Y ahora te toca a ti

 

  Una última recomendación:                                   

 

Según la RAE:  

Descubrir es: manifestar, hacer patente, destapar lo que está tapado o venir en conocimiento de algo que estaba ignorado.

!!Cuéntame!!

Te espero en los comentarios ✍✍

¿Qué has descubierto de ti misma🤔al leer estas palabras?

¿Cuál de los pasos te parece el más complicado?

Por supuesto te invito  a que compartas este artículo tanto si conoces a alguien que le pueda ayudar o porque simplemente te ha gustado😉

Graaacias a ti, por estar ahí 👍y leerme.

Un abrazo 🤗

Virginia