La asertividad. ¿Cómo establecer límites sanos en 3 pasos?

 

En las relaciones personales, tan importante es entender a la otra persona como  lo es entendernos a nosotras mismas

Hoy quiero hablarte de la asertividad  que es un concepto relacionado con la manera que tenemos de comunicarnos con los demás.

No es sencillo conseguir comunicarse  de forma efectiva, decir lo que queremos transmitir  y además hacerlos de manera respetuosa.

La asertividad también se refiere a la forma de reaccionar ante los conflictos o discusiones.

La persona asertiva es clara, sincera y directa ya que expresa realmente lo que desea pero sin llegar a herir los sentimientos de los demás, con el único fin de hacer valer sus derechos personales.

 

Definición

La asertividad

 

Buscando en el  diccionario de la Real Academia Española (RAE) nos dice que el  término asertividad no forma parte del diccionario, pero si aparece el adjetivo asertivo como sinónimo de afirmativo.

El concepto de asertividad, se emplea en referencia a una estrategia comunicativa que se ubica en el medio de dos conductas que resultan opuestas y que son la pasividad y la agresividad.

La asertividad es una habilidad social que permite a la persona expresar sus gustos, deseos e intereses de la manera más adecuada y en el momento oportuno.

 Es la habilidad de comunicarnos de manera efectiva.

 

¿Para qué te puede servir la asertividad?

 

  • Expresar aquello que deseo, lo que opino.
  • Defender mis derechos.
  • Pedir lo que necesito.
  • Para tomar mis propias decisiones  sin dejar que las tomen los demás.
  • Mejorar mis relaciones.
  • Para decir sí cuando quiero decir sí y decir no cuando quiero decir no.
     

Los  estilos de comunicación

 

Los  estilos de comunicación

 

La comunicación es un proceso mediante el cual  transmitimos nuestras ideas, sentimientos y  emociones a otra persona.

El uso que nosotras  hagamos sobre la comunicación favorecerá nuestras relaciones intrapersonales fortaleciendo los vínculos con las personas de nuestro entorno.

Te puede interesar: Mejora tus relaciones mejorando tu lenguaje

Dependerá del estilo que usemos para comunicarnos, que nuestro mensaje sea recibido tal y como quisimos desde un principio y que no seamos mal interpretadas. 

Estos estilos de comunicación dependen, entre otras cosas, de las actitudes y elementos de habilidades sociales que utilizamos para expresar nuestras ideas y estados emocionales o sentimientos.

Los estilos de comunicación también están relacionados con nuestra forma de afrontar los conflictos y la gestión de nuestras emociones.

Por eso es bueno conocer los estilos comunicativos.

Hay 4  estilos  de comunicación:

1. El estilo Pasivo:

Cuando nos comunicamos en este estilo nos cuesta decir lo que pensamos  básicamente  porque nos da  nos da miedo lo que piense el otro.

Esto ocurre porque  nos hacemos  “pequeñas”  frente a otra persona,  en una conversación o en alguna situación.

Dejamos de defender nuestros intereses frente a los  demás y comenzamos a sentir falta de merecimiento

Evitamos a toda costa  el conflicto para evitar  discutir o generar problemas.

 

2. Estilo Agresivo

El estilo agresivo, se alimenta de la rabia  y estamos a la defensiva ante todo lo que se nos dice.

Solo vemos lo que nos duele a nosotras sin tener en cuenta la intención de la otra persona.

Este estilo es el opuesto al pasivo, ya que nos ponemos a por encima del resto.

El estilo agresivo nos lleva a ver las discusiones como una competición en la que  hay que ganar o perder.

Algunas personas confunden esto con ser muy sinceros… pero no lo es.

 

3. El estilo Pasivo-Agresivo

Este estilo se caracteriza por no exteriorizar aquello que se piensa e ir generando un resentimiento interior cada vez más y más grande. 

Solemos evitar el conflicto directo y  manifestamos la agresividad  mediante comentarios irónicos, siendo conscientes que duelen igual.

Los tres estilos anteriores pueden venir de crear “un escudo”  para que no nos hagan daño o quizás una respuesta aprendida a través de varias situaciones  y experiencias que no hemos sabido gestionar

 

4. El estilo Asertivo

Por último estaría el estilo de comunicación ideal: el estilo Asertivo.

En el estilo asertivo las personas defienden sus propios derechos respetando a los demás, tienen empatía  y  a la vez defienden sus intereses.

Este estilo de comunicación se caracteriza por mostrar seguridad en sí mismos y respeto hacia los demás.

No ser “mas que nadie” pero tampoco menos

La finalidad del diálogo es llegar a un acuerdo y afrontar los conflictos buscando una solución.

En este estilo de comunicación las personas con saben dialogar y defender sus posturas argumentando.

No entran en  descalificar ni provocar.

Manifiestan su postura de forma firme, justificada y respetando la opinión de los demás.

La  asertividad es una habilidad que fomenta la seguridad en una misma, la empatía y el respeto a los demás y  ayudando a la buena gestión de las emociones.

 

No confundas  asertividad y empatía

 

La asertividad va encaminada a dar a conocer nuestra opinión, a hacer valer nuestros derechos y a defendernos. Va enfocada a nosotras mismas.

La empatía pone el foco en los demás, en escuchar las opiniones y sentimientos dejando de lado en ese momento las nuestras.

Una persona asertiva no necesariamente tiene que ser una persona empática y por el contrario, una persona empática no tiene por qué ser asertiva.

Ambas  sirven para mejorar la comunicación con las personas con las que nos rodeamos  y lo hace desde el respeto hacia una misma y a los demás

Cuanto más te respetes a ti mismo, más te respetarán los demás, y ése es, en realidad, el objetivo final de la asertividad. ·····

 

¿Cómo establecer límites  sanos en 3 pasos?

 

¿Cómo establecer límites sanos en  3 pasos?

Por fortuna la asertividad es un comportamiento que se puede aprender y mejorar.

Todos los seres humanos tenemos emociones

A veces son más o menos agradables  y son totalmente válidas  por lo que  no debemos sentir culpa

Puedes ver aquí: las emociones y el confinamiento

 

1. Expresa tus necesidades

Comienza la conversación   desde el  “yo siento, yo opino  y además explica tus motivos.

Habla de ti, de tus emociones, de lo que sientes, de lo que opinas..

Evita que la otra persona se  pueda sentir atacada, no se trata de acusar, sino de explicar qué te pasa con claridad sin llevar a malas interpretaciones

Las personas más introspectivas o, en otras palabras, que dedican tiempo a conocer su mundo interior, suelen tener más facilidad para hablar de dichas emociones.

Por el contrario quienes reprimen sus sentimientos y los esconden, tendrán más dificultades para hablar de sus emociones.

2.  Habla de los hechos

Es muy importante que en general te acostumbres a hablar de hechos objetivos y concretos, y no de tus conclusiones o juicios para que tu comunicación sea mas concreta y nadie se sienta atacado.

 

3. Fuera juicios y/o creencias

Tampoco te dejes llevar por las suposiciones, recuerda  que “no son reales” y olvídate de pensar que los demás tienen que saber qué necesitas y cómo te sientes en cada momento.

Si quieres que la gente tenga en cuenta tus deseos y necesidades deberás empezar por expresarlas claramente.

 

Resumiendo

Resumiendo

Evidentemente no es nada fácil ser asertiva en nuestro día a día, porque después de escribir esto, yo me he dado cuenta de que tengo muchas cosas que mejorar en cuanto a mi forma de comunicarme.

Por supuesto también depende del entorno ya que podemos tender a tener un estilo de comunicación  en función de donde y con quien nos encontremos.

Cambiara si es una reunión con el jefe para hablar sobre un aumento de sueldo, que con los compañeros de trabajo tomando unas cañas  o con la pareja…

Es cierto que deberíamos mantener el equilibrio en nuestra forma de comunicarnos pero sinceramente no es el mismo en todos los ambientes

Dejo para terminar a modo de resumen  qué es lo que  tengo que hacer para mejorar mi asertividad y  espero que te sirva  tanto como a mí.

·        Expresar mis emociones negativas: queja,  desacuerdos….

·        Expresar también mis emociones positivas: alegría, orgullo…..

·        Comenzar, seguir  y terminar conversaciones de forma cómoda y sin la sensación de estar faltando al respeto a nadie.

·        Compartir mis sentimientos, emociones y experiencias con los demás y favorecer que ellos compartan las suyas contigo. .

·        Rechazar peticiones si no me encuentro agusto o no me apetece de manera educada.

·        Preguntar si me surgen dudas en clase o en una reunión de trabajo

 

Por ultimo Atreve-te a mirar con cariño dentro de ti y comienza re-descubriendo-te y quizás en este camino alguna de mis guías te puede resultar interesante:

 

Y ahora te toca a ti

 

Según la RAE:  

Descubrir es: manifestar, hacer patente, destapar lo que está tapado o venir en conocimiento de algo que estaba ignorado.

¿Te consideras una persona asertiva?

!!Cuéntame!!

Te espero en los comentarios 

¿Cuál es el  estilo que mas predomina a la hora de comunicarte con los demás?

Por supuesto te invito  a que compartas este artículo tanto si conoces a alguien que le pueda ayudar o porque simplemente te ha gustado😉

Graaacias a ti, por estar ahí y leerme.

Un abrazo 

Virginia