Ella en su blog  se presenta así:

Entusiasta conversadora.

Curiosa, observadora, analítica y , según con quien, el día, y sobre qué…..una entusiasta conversadora.

Hoy  toca de nuevo una  entrevistas en mi blog.

Principalmente mi objetivo con las entrevistas, es crear  un espacio  donde  conocer diferentes puntos de vista.

Prueba a responder a las preguntas que  voy planteando hoy a la protagonista.

Yo lo he hecho con cada una de ellas y es muy revelador.

Serán convers(acciones) transformadoras o al menos ese es mi deseo con esta etapa.

Comenzamos el mes de marzo y este ves va dedicado a las Mujeres.

Mujeres decididas a pesar de los miedos.

También mujeres inquietas con una energía asombrosa.

Con una seguridad de que  han encontrado lo que le apasiona y  aquello que las hace conectar con su esencia.

Además,  mujeres que han cruzado la barrera de los 40 y se siente más vivas que nunca.

 Y mujeres que un instante determinado y con  hijos  adolescentes  eligieron que era “ahora su momento”

¿Quieres conocer a una de ellas?

 

Ella en su blog  se presenta así: Curiosa, observadora, analítica y , según con quien, el día, y sobre qué..

Una entusiasta conversadora.

 

Ella escribe  Literatura de inspiración femenina y de carácter introspectivo. Historias de personas contadas con pasión, y que dejan poso. Autora para inspirar.

Si he despertado tu curiosidad y lees el artículo hasta el final,  cuéntame que te ha parecido.

 

Vamos a ello.

Empezamos por la  mujer fantástica que esta leyendo este texto  al otro lado,   ahora, en este justo momento.

¿Quien?

!!Tú, claro!!

Y te presento a … una de las fantásticas mujeres que irán apareciendo este mes por aquí.

Ella se presenta así:

Entrevista a una entusiasta conversadora: ella se presenta asi

Mi nombre es Susana.

Tengo 46 años y no hace mucho que decidí coger un libre office versión antigua y darle a la tecla para escribir mi primera novela.

Soy madre de mellizos de 14 años, me dediqué enteramente a su cuidado desde el principio y eso me llevó todas las horas del día.

No me arrepiento en absoluto, pero, sí que notaba que en medio del día a día, del camino establecido y correcto, me faltaba algo.

Creo que estaremos de acuerdo en que la situación actual en que vivimos nos obliga a tener todas las horas de día ocupadas: demasiadas responsabilidades,  muchas horas de trabajo y poco tiempo para pensar.

En medio de todo este caos del siglo XXI la posibilidad de protestar, chillar y patalear, no te va a resolver ningún problema.

Tú sola no puedes cambiar las cosas que no te gustan, pero sí plantearte con la realidad en la mano, ¿qué puedes hacer para sentirte mejor?

Soy licenciada en filología, aunque eso a día de hoy no me importa demasiado.

He dejado de darle a los títulos tanta importancia, no porque no la tengan, pero no sirve de nada si no encuentras la forma de llevar tu conocimiento a el lugar donde tú quieres estar.

He trabajado como cualquier otra persona, sin embargo, notaba que algo dentro de mí quería salir a flote.

 

Mi momento..

 Entrevista a una entusiasta conversadora : mi momento Susana Ameijeiras

Ese momento no tiene por qué ser el mismo para cada persona.

Hay gente que sus circunstancias (ayuda de familiares, ayuda externa, colegio con comedor…) le permite empezar antes y a otros les puede llevar más tiempo..

Las circunstancias de la maternidad dependen de muchas variables.

En mi caso no empezó  pronto, empezó más bien tarde.

Me considero una persona con muchas ganas de comunicarme, de expresarme, y pronto me di cuenta que lo que estaba pidiendo a gritos salir de mí, era la creatividad.

Era incapaz de estar quieta sin que mi fantasía se despertara por cualquier comentario, película, noticia o tema de conversación.

Esa fantasía hizo que me diera cuenta de que mis necesidades de comunicación, no estaban satisfechas con el día a día, quería más y debía de buscar la manera de llevarlo a cabo.

No lo tuve muy difícil, Internet y un PC fueron un primer paso.

Debía aprovecharme de esta herramienta para investigar y buscar la manera de dar rienda suelta a mi propósito.

 

¿Bloqueos y dificultades con los que tuve que lidiar?

 

Ya había abierto el ordenador, sabía manejar internet, mandar un mail y poco más.

Empiezo a buscar a gente que me gusta para inspirarme y comienza mi primera lección: lidiar con la perfección.

Empiezas a ver a las personas que te gustan con unas páginas preciosas y que saben hacer de todo en sus webs.

Primer bloqueo: no te compares, todos han tenido su camino hasta llegar a donde están, que la perfección y calidad de otros no te paralice.

Tras superar esta barrera y aceptar que no estoy a la altura ni mucho menos, decido empezar poco a poco.

Buscas a personas afines a ti, buscas información e incluso empezar a comprar algún curso online que te pueda ayudar y en el que encontrar  personas con tus mismos gustos y necesidades.

Comienzo un blog sencillo y para ello recurro a una informática; gracias Irene Sevilla por tu paciencia.

En ese blog: Susana Ameijeiras  empiezo a escribir mis primeros post, la idea de mi primera novela ya estaba en marcha,decido empezar todo a la vez: novela y post.

No llegándome con eso, empieza a aparecer en mí las ganas de comunicarme también de manera oral.

Así que empiezo a investigar sobre el podcast;  cuando me di cuenta, estaba haciendo tres cosas a la vez.

Recuerda soy una entusiasta conversadora..

Aparece el siguiente bloqueo, el cual creo que tenemos muchas personas dentro del mundo online: ¿qué estoy haciendo? ¿qué me creo yo, para contarle nada a nadie? ¿caeré en el más absoluto de los ridículos?

Pero ¡si somos miles de personas en la red escribiendo en blogs!

¿Qué me habré creído que soy?

¿Qué van a pensar familiares y amigos? ¡otra friki más!

Este bloqueo es muy común, cualquier cosa que se salga de lo normal creemos que nos convierte en algo extraño y criticable a los ojos de los demás.

Ésta es quizás la barrera más difícil de superar, el miedo a no ser suficiente y el miedo a las críticas.

 

¿Recursos con los que contaba cuando comence?

 

En la parte técnica

Los recursos con los que contaba no son muy diferentes a los que tengo ahora: un ordenador, que ya tenía, y un micrófono que compré para grabar podcast.

El podcast fue un gran descubrimiento que me permite desplegar mi parte más comunicativa y creativa.

Estas son mis herramientas a día de hoy.

Es verdad que con el tiempo he aprendido a usar alguna aplicación, pero nada que supere a una hoja y un papel o una bonita pizarra.

Lo más importante es cómo me sentía cuando decidí empezar a escribir una novela.

Tengo que reconocer que al principio no pensé en la publicación ni la exposición pública, solo disfrutaba haciéndolo, esa es digamos la parte más fácil porque estás en tu elemento, en tu habilidad y en tu gozo. Lo difícil viene después.

Me fui informando poco a poco y sin presión sobre los pasos que hay que hacer para publicar una novela, y una vez terminada, empezó lo gordo.

Tenía ganas de verla, pero miedo por exponerme.

Cada vez que recibía un correo de algún paso que daba, era como un nudo en el estómago, el factor sorpresa nunca me gustó, y sin embargo, me vi envuelta en él desde el minuto uno.

La pregunta es: ¿pasa algo en mi vida diaria, en mi estabilidad familiar o personal si las cosas no salen como yo quiero? Si la respuesta es: “NO”, despreocúpate del resultado.

Tu resultado no te define, solo sirve para aprender.

Como escuché hace poco decir a alguien: si te dicen que algo está muy bien piensa que no es para tanto, si te dicen que algo está muy mal, piensa que no es para tanto.

En la parte emocional

Las emociones son avisos, son mensajes, es imposible no tenerlos.

Mi emoción principal siempre fue el sobresalto, el nudo en el estómago, todo esto conocido mundialmente como: nervios, miedo a lo desconocido, a no tener el control sobre mis movimientos.

El mensaje está claro, cuando este sentimiento se apodera de ti más tiempo del necesario, te está avisando que debes empezar a soltar preocupaciones porque realmente, nada depende de ti una vez que el trabajo está hecho.

Suelta y espera, sobre todo, no te identifiques  con el resultado, nada es para tanto, ni lo bueno ni lo malo.

 

¿Qué me hubiera gustado tener cuando  empece?

Cuando empecé con todo esto, sin saber hacer nada más que encender un ordenador, me hubiera gustado tener algo más de apoyo, gente que me entendiera.

Un grupo de personas que me animara, gente que hable tu mismo idioma y que me dijeran cómo lo habían hecho ellos.

Soy muy desobediente y siempre quiero hacer todo a mi manera, pero sí me hubiera gustado un grupo de gente que me entendiera, y esto te lo dice alguien a quien le gusta estar sola.

Cuando empecé tenía menos seguridad que ahora, pero precisamente el haber empezado con miedo, es lo que me ha hecho aprender a tener menos pánico a la incertidumbre, imposible haber avanzado un poco si no me hubiera enfrentado al proceso, imposible aprender a no tener miedo sino te enfrentas a él.

Me hubiera gustado tener más confianza en mí, pero no puedes tenerla si no das el primer paso, la confianza en uno mismo no llega sola, llega con la acción.

 

¿Qué consejos  daría a las madres que quieran empezar a apostar por sus sueños?

 

 Entrevista a Susana Ameijeiras ¿Que consejo darias a las madres?

 

Tengo un gran problema con los consejos, fui siempre muy tozuda y no me suelo dejar aconsejar, es por eso que pienso que no debo dar consejos a nadie; me siento como si me metiera donde no debo.

No sé si es un buen consejo o no, pero es mi experiencia 100% honesta y verdadera.

Soy de las que pienso que cada uno elige lo que quiere y lo que más le conviene.

Si de repente ves que algo te falta, que necesitas algo más que lo que tu día a día puede ofrecerte, ¡se curiosa!

Antes la gente curiosa tenía que escaparse de casa a escondidas con gafas de sol para colarse en la tienda del vecino y ver cómo conseguía hacer esos vestidos tan bonitos, esas joyas tan chulas o esos platos de comida tan exquisitos.

Antes la gente se sentaba en las terrazas esperando ver a alguien diferente que les llenara de inspiración, que les hiciera clic en su cabeza para que algo cambiara.

Ahora no, no necesitas ponerte gafas de sol ni pedirte un refresco en una terraza, ahora tienes todas las vistas del mundo a golpe de clic.

Se curiosa y enciende tu ordenador.

Una vez que sabes que quieres dar rienda suelta a tu imaginación, que sabes que puedes hacer algo más que lo que haces diariamente, déjate fascinar.

Observa lo que hacen los demás y quédate con lo que te guste (no estoy hablando de copiar, solo de inspirarte).

Antes hablaba de bloqueos y en concreto del bloqueo en “mayúsculas”: el miedo.

Sobre esto hay ya mucho escrito, si este es tu mayor bloqueo te recomiendo investigar sobre ello.

¿Cómo vencer este miedo?

Hay muchas formas, pero para mí, la más importante es: desapegarte de los resultados.

Ten clara una cosa: no estás aquí para demostrar nada a nadie.

No te compares.

¿Las hay mejor que tú? Sí, y muchas. ¿Las hay peor que tú? También, y muchos, todos los que no se atreven de momento ya lo hacen peor que tú.

¿No tienes tiempo?

Da el primer paso

Bienvenida al club.

Si de verdad quieres empezar a hacer algo que te entretenga, aprendas, te emocione y te haga sentir bien, empieza con la primera hora libre que tengas al día a investigar, solo eso, a observar.

Después te animarás a seguir dando pasitos.

Y si no te animas, tampoco pasa nada, no te sientas mal por nada, ni por lo que haces ni por lo que no haces.

El camino de alguien que emprende una aventura es sentirse bien en esa aventura.

Si de repente sientes que estás en el camino y te entran los miedos a no poder cumplir tus expectativas, ve al primer párrafo de este bloque y recuerda: no estás aquí para demostrar nada a nadie, si tu niña/o te necesita, déjalo todo y atiéndelo ¡sin culpas!.

No tenemos que llegar a todo, lo importante o no importante en tu vida, lo decides tú.

Todo esto es aplicable no solo para madres y padres, también a personas con  familiares dependientes en casa (abuelos, familiares enfermos…).

Un huequito es suficiente para empezar a observar otra manera de ver las cosas.

A partir de ahí, empieza poco a poco si es que es eso lo que deseas.

Por último, darte las gracias por haber leído todo el post.

En los tiempos que corren, todos andamos a cien y nuestra bandeja de entrada parece estar a punto de estallar.

Te deseo toda la suerte del mundo en lo que quieras hacer, sea donde sea.

O simplemente si decides no hacer nada, que sepas que eso también está bien, si es lo que deseas.

Un abrazo

Susana, autora de “Voces para Leonor”.  Aquí te dejo un aperitivo de la novela.

Gracias Susana por compartir este tiempo y tu experiencia.

 

Y ahora te toca a ti

Según la RAE:  

Descubrir es: manifestar, hacer patente, destapar lo que está tapado o venir en conocimiento de algo que estaba ignorado.

!!Vamos!!

Escribe  en los comentarios  ¿Ha llegado ya “tu momento”? ¿Qué decisión estas a punto de  tomar? ¿Que herramientas necesitarías para que fuera más sencillo?

 

Por supuesto te animo a que compartas este artículo.

Si conoces a alguien le puede ayudar  o porque simplemente te ha gustado.

Graaacias a ti, por estar ahí y leerme.

Un abrazo Virginia

4 thoughts on “Entrevista a una entusiasta conversadora

  1. Entrevista muy inspiradora, llena de ideas que animan a la reflexión y a dejarse llevar por nuestros ideales, porque nunca es tarde para cumplir sueños y saciar curiosidades.

    1. Gracias Marta por comentarlo por aquí.
      Tener varioss puntos de vista nos da información de otros caminos que antes no eramos capaces de ver.
      Claro que no “nunca es tarde para cumplir tus sueños”.. comienza a caminar hacia ellos.

      Un abrazo
      Virginia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *