En un post  anterior te hable de crecimiento personal:  Opciones al alcance de la mano

En esta ocasión quiero hablarte de una de esas opciones, otra estupenda combinación:

 

DANZA Y CRECIMIENTO PERSONAL

Cuando bailamos, obtenemos los beneficios de la actividad física aeróbica, y también nos beneficiamos a nivel psicológico y emocional.

1.Bailar nos ayuda a conectar con uno mismo

Bailando se despiertan emociones y fantasías a través del movimiento, lo que facilita la expresión de sensaciones, emociones, sentimientos y estados de ánimo de forma natural y desinhibida.

De esta manera podemos conectar con nosotros mismos y con las emociones que reprimimos, como la rabia y la ira, o la ansiedad y la angustia, que bailando pueden canalizarse de forma saludable, lo que ayuda al control emocional en el día a día.

Además, el baile es una forma de expresión lo que ayuda a conectar con una misma, potenciando y fomentando la espontaneidad y la creatividad que llevamos dentro.

2. Nos ayuda a conectar con los demás

Como hemos mencionado en las primeras líneas, bailar es una actividad social, lo que hace que proporcione muchas oportunidades de relacionarnos con otras personas.

Asistir a clases de baile puede mejorar las relaciones interpersonales, ya que es un punto de encuentro para hacer amigos y mejorar el desarrollo de habilidades sociales.

Otro ejemplo de bailar como agente socializador lo podemos observar cuando los jóvenes llegan a la adolescencia, te dejo aquí un post que te puede ayudar sobre adolescentes (y se inicia el proceso de socialización secundaria),  momento vital en el que es muy común que chicos y chicas comiencen a ir a discotecas.

En este tipo de locales el efecto del baile actúa como desinhibidor y potenciador social, y nuevamente bailar y conocer gente nueva van de la mano.

3. Mejora el estado de ánimo

Bailar supone una distracción placentera y relajante que hace disfrutar a prácticamente todo el mundo, por eso lo más probable es que si observamos a una persona bailando seguramente encontremos una sonrisa en su cara.

Al suponer una distracción, ayuda a la mente a descentrarse de los problemas y preocupaciones que la inundan durante el día, facilitando que dejemos de pensar en clave negativa, y reduciendo así los estados de tensión y estrés, obteniendo sensaciones de bienestar.

También ayuda a canalizar la adrenalina e inducir la emoción de  la alegría, aumentando la vitalidad, la motivación y la ilusión por la vida, lo que convierte a las personas en más positivas.

En este artículo quiero presentarte a una profesional que trabaja en su vida personal también  con esta opción

Ella te contara sus múltiples beneficios y recomendaciones

 

1.    Preséntate.

Danza y crecimiento personal. Rebeca Torrijos

 

Soy Rebeca Torrijos,  psicóloga especializada en el bienestar emocional de la mujer.

He creado mi propio método, basado en mi experiencia profesional y personal para ayudar a mujeres que tienen dificultades para encontrar una buena pareja.

Trabajando sus bloqueos, su Autoestima y su Inteligencia Emocional conseguimos juntas que cada día estén más cerca de su objetivo: encontrar la pareja que siempre soñaron tener.

En mi página web, que puedes visitar aquí,  encontrarás más cositas sobre mí y mi manera de trabajar.

Llevo toda la vida buscando soluciones a mis propios bloqueos y a los de las personas a las que acompaño en su proceso vital.

Desde esa inquietud, descubrí la danza y, de una forma inevitable, me enamoré de ella para siempre.

2.    ¿Qué significa para ti el baile, la danza… en tu vida diaria?

 

Danzar en mi vida cotidiana me sirve para liberar la tensión acumulada en mi cuerpo; me conecta con mis necesidades más mundanas y permite que mis emociones fluyan.

Cuando danzo, permito que mi cuerpo hable y que salgan a la luz cosas que mi mente no tiene en cuenta.

Bailando, aflora lo más auténtico  de mí. Lo más bonito y lo menos bonito.

Algunos ritmos sacan mi potencia y mi determinación, me ponen las pilas; algunas melodías me conectan con mi parte más dulce y más sensible.

Ambas se expresan y recupero mi armonía y mi equilibrio.

A veces, cuando me siento especialmente negativa, si estoy en casa, elijo una canción y la danzo.

Al terminar, me siento como nueva.

 

3.    ¿Qué te aporta la danza a tu crecimiento personal?

 

¿Qué te aporta la danza y el crecimiento personal?

 

Siempre he sido muy tímida y, aunque adoro la música, me resultaba difícil expresarme a través de mi cuerpo.

Me sentía bloqueada, como si mis pies se quedaran pegados al suelo y no pudiera moverme libremente.

Mi mente era la voz cantante y mi cuerpo, el gran olvidado.

La danza me ayudó a reconciliar los, a recuperar el equilibrio y la armonía, no sólo a nivel físico, sino también psicológico.

Por eso se convirtió en  una de las grandes protagonistas en mi desarrollo a nivel personal.

La que me introdujo en esa nueva forma de conocerme a mí misma fue la Biodanza.

Hay muchas técnicas que unen el movimiento corporal y el crecimiento personal.

Practicándola, aprendí a amar mi cuerpo,  a escucharlo, a relacionarme con los demás sin palabras, a no sentir vergüenza,  a quererme más y mejor y un sinfín de cosas más.

 

4.    ¿Para qué lo recomiendas?

 

La danza y el crecimiento personal es un camino para encontrarnos con nosotros mismos, para sentirnos más libres en el día a día, para cambiar nuestro estado emocional y mejorar nuestra Autoestima.

Si te apetece investigar y sacar tus propias conclusiones te cuento cositas sobre mis 3 técnicas preferidas que unen expresión corporal y crecimiento personal.

–          Biodanza: te facilitará no sólo el encuentro contigo mismo, sino también conocer a otras personas que tienen inquietudes y curiosidades similares a las tuyas.

Las sesiones se componen de diferentes ejercicios que te explicarán de forma detallada.

Todos tienen como objetivo que conectes con tu cuerpo y que lo que aprendas lo apliques a tu día a día.

¿Por qué caminas cabizbaja, rígida o con poca determinación? ¿Cómo se corresponde eso con tu forma de vivir la vida?

–       5 ritmos: es una técnica muy diferente a la anterior. Los ritmos que se trabajan en el cuerpo están bastante pautados y permiten que tu cuerpo explore diferentes dimensiones en su movimiento.

La sesión es más abierta y libre que en Biodanza, casi sin interrupciones, lo que te permite entregarte a danzar sin pensar, sin hablar con otras personas del grupo y sin tener que hacer ejercicios grupales.

Te permite disfrutar de ser libre moviéndote y de cómo poco a poco tu mente deja de hablar para entrar en una dimensión meditativa y agradable: la experiencia de estar contigo mismo.

–          Extatic Dance: es una técnica en la que el ambiente de baile invita a sentir menos vergüenza: poca luz y look un poco discotequero.

El facilitador va mezclando la música en el momento, siguiendo el ritmo del grupo.

Puedes disfrutar de bailar sin más.

Si te gusta o te ha gustado salir por ahí y te consideras una persona bailonga, seguro que te encanta.

Eso sí, no se trata de bailar en un ambiente festivo. No podrás hablar con los demás, ni beber alcohol, solo disfrutar de ti mismo danzando.

 

5.    ¿Cómo  utilizaríamos la danza y el crecimiento personal?

Te recomiendo utilizar estas técnicas para complementar tu crecimiento personal o para iniciarlo, implicándote hasta donde tú quieras.

Pero como cada decisión es muy personal, si tienes dudas, vergüenza o crees que no te vas a poder soltar bailando delante de más gente, te propongo un ejercicio facilito:

Elige  canciones diferentes que evoquen estados o emociones diferentes en ti: alegría, nostalgia, romanticismo, ganas de ponerte en acción, risa…

Después, prueba a ponerlas en casa cuando tengas un ratito de soledad, cierra tus ojos y dánzalas. Verás que cada una de ellas te transportará a lugares muy diferentes de ti mismo.

Quizás eso despierte tu curiosidad para seguir investigando; quizás se quede en una mera práctica que uses de vez en cuando o la incorpores a tu vida cotidiana.

Sea como sea, habrás dado un pasito más para tener tu propio criterio a la hora de valorar la danza como posible camino para crecer a nivel personal.

¿Te atreves?

 

 ¿te atreves?

 

Y ahora te toca a ti

 

Según la RAE:  

Descubrir es: manifestar, hacer patente, destapar lo que está tapado o venir en conocimiento de algo que estaba ignorado.

¿Qué has descubierto de ti misma al leer estas palabras?

!!Cuéntame!!

Te espero en los comentarios 

¿Te gusta bailar?

¿Conocías esta opción de crecimiento personal? 

Por supuesto te invito  a que compartas este artículo tanto si conoces a alguien que le pueda ayudar o porque simplemente te ha gustado😉

Graaacias a ti, por estar ahí y leerme.

Un abrazo 

Virginia