Autoconfianza ¿Cómo confiar más  en ti misma?

 

Creer en ti misma, la autoconfianza, es lo que te hace falta para comenzar a transitar por el camino  que te llevará a conseguir  aquello  que deseas.

Hace unos días recibí un correo, me hizo mucha ilusión, era algo que incluso había visualizado, mucho tiempo atrás.

No quiero quedarme en el hecho en sí, sino lo que supuso para mí y como hizo sentirme, de la alegría pasó rápidamente a la preocupación

¿Cómo? Si, sorprendida, levantando las cejas, me estaba viendo a mi misma  ¿pensativa, seria  incluso  preocupada en vez de celebrar ese logro?

Unos días después, también me llegaron un par de correos más de personas que están haciendo mi curso gratuito de desarrollo personal, agradeciendo mi trabajo y lo que les aportaba.

Y desde entonces estoy dándole vueltas si necesito trabajar mi autoestima o es falta de autoconfianza

 

¿Cuál es la diferencia entre autoestima y autoconfianza?

 

¿Cuál es la diferencia entre autoestima y autoconfianza?

Autoestima y autoconfianza son dos términos que van de la mano.

La autoestima viene de la valoración que hacemos de nosotras misma. Nuestra estima, respeto, amor y aceptación  por una misma

La autoestima va alineada con la frase “Yo soy” y como me siento conmigo misma

La autoconfianza tiene que ver con nuestras capacidades, con aquello que conseguimos

Se refiere a las habilidades de realizar determinadas labores

La autoconfianza va alineada con la frase “Yo puedo” confió en mi misma para hacer las tareas que me proponga

Por lo tanto la autoconfianza necesita que le demostremos que podemos y para ello tenemos que ponernos “manos a la obra”

 

¿Qué es el síndrome del impostor?

 

La persona que lo sufre siente que nunca está a la altura de sus logros que es el resultado  de sus esfuerzos

Sus éxitos, piensa que son cuestión de suerte  no por ese trabajo que hay detrás.

Acusarse a una  misma de ser un impostor

Esta sensación irá desapareciendo a medida que pasa el tiempo y el individuo obtiene más experiencia en el campo en el que se desenvuelve

Desafía tu síndrome del impostor

El síndrome del impostor te convence de que tus logros no cuentan

Acostúmbrate a reflexionar sobre las veces en que has hecho algo bien.

Es más fácil sentirte segura de tus habilidades si las recuerdas.

Es la falta de autoconfianza lo que provoca ese miedo.

Si tú no crees en ti misma no  puedes esperar  que nadie más lo haga.

Piensa en cuántas cosas has dejado de hacer, de intentar, por no confiar en que eras capaz, cuántos caminos sin recorrer. 

Por eso necesitas  confiar en ti en ti misma.

Porque aunque lo hagan los demás, no servirá de nada si no empiezas tu primero. 

De nada sirve que te digan cuánto vales si no te lo crees tú primero. 

Para eso tienes que apostar por ti misma y trabajar en tu desarrollo y liderazgo personal

Es sencillo decirlo, pero también para mí, no  es fácil de aplicar.

Veras como tan pronto como alcanzas un objetivo te vas a ir moviendo  hacia el siguiente

Hoy te traigo unas recomendaciones que espero que te ayuden a ganar  más seguridad y confianza.

Con ellas descubrirás todo lo que tenías escondido.

 

Recomendaciones para mejorar la autoconfianza

Recomendaciones para mejorar la autoconfianza

 

No nacemos con autoconfianza, aunque en ocasiones de forma natural nuestros padres y personas  cercanas nos la han enseñado, lo bueno es que también  nosotras mismas podemos mejorarla

Muchas veces no lo hacemos porque no sabemos por dónde empezar o porque lo hemos intentado con esfuerzo pero sin éxito.

La autoconfianza se basa en la imagen que nos hemos creado de nosotros mismas desde niñas.

 

1 – Confía en ti lo primero y en tus capacidades no te niegues la oportunidad de intentarlo…

Tú puedes ser quien te propongas ser.

Cuando una misma se acepta y se quiere cree en sus posibilidades se transforma, y todo lo que antes parecía difícil, se hace más sencillo.

Aquí puedes leer que Aceptación no es resignación 

 

2 – Afronta la conversación con  esa voz interior que te dice “no puedes, no lo vas a conseguir.” Ese Don Perfecto el saboteador interno que nos recuerda nuestras creencias limitantes, nuestros miedos, la culpa  por querer mejorar y avanzar en la vida.

Abraza a esa niña interior que tiene miedo de intentarlo y no sabe muy bien ¿por que se resiste a los cambios?

 

3 – Transforma  tus debilidades en fortalezas. Puede ayudarte trabajar con la matriz D.A.F.O.

Cuando trabajes con esta herramienta de diagnóstico y definas los datos a seguir, enfócate siempre en potenciar tus fortalezas antes que eliminar tus debilidades.

Recuerda que  cada obstáculos que aparece en el camino, recuerda que me paso a mi cuando el error fue mi amigo

 

4 – Atrévete a explorar cuáles son tus talentos, descubre dónde reside tu verdadero poder.

Lánzate a la aventura de hacer aquello que siempre deseaste y no hiciste, de comenzar a materializar esa idea que un día imaginaste.

La creencia de que puedes, te llevará a conseguirlo, pero no lo podrás comprobar si no te atreves

Permítete descubrir tus luces y también tus sombras. 

 

5 – Mejora en  tu lenguaje. Trátate con cariño. Quiérete mucho porque, la mejor de las relaciones es  la relación contigo misma sin duda alguna

 

6 – Desarrolla tu Inteligencia Emocional y utiliza tus superpoderes.

Conocernos para poder entender a los demás, generando unas relaciones satisfactorias con uno mismo y con las personas que nos rodean

Trabajar en desarrollarlos nos abre un mundo desconocido y  muy enriquecedor.

Para mí son “unos poderes” valiosos como muchos otros que tenemos y que irán apareciendo a medida que vayamos investigando en nuestro interior.

La empatia, las  habilidades comunicativas, la gestión de las emociones (sobre las emociones te puede gustar leer sobre las emociones y el confinamiento)

 

 

La autoconfianza es un concepto que desarrollamos acerca de nosotros mismos nos ayuda a confiar y creer en nuestras capacidades, en nuestra habilidad para adquirir aprendizajes, y en definitiva, a seguir creciendo a través de las experiencias.

Confiar en una misma es la base para una buena valoración personal. Lo que supone una mejor autoestima y mayor seguridad.

Tú puedes, solo quería recordártelo!

Tú puedes, solo quería recordártelo!

Es importante saber quién eres, mirarte al espejo y reconocerte en la mujer que ves al otro lado, mirarla y mirarte con aquello que nos gusta un poco menos y con aquello que nos encanta de nosotras mismas.

No temas ser tu misma, no tengas miedo a expresar lo que piensas, ni a dejar de hacer cosas que no sientes.

Está bien ser completamente real.

Ser auténtica significa tener el valor de ser quien realmente eres de forma honesta  y sincera

Si me conoces un poco sabes que me encantan las metáforas y que las utilizo para muchas cosas porque me ayudan a entender y a entenderme.

Después de saber quién eres podemos avanzar un poco más y me gustaría que observaras  tu entorno y  lo describas con tus propias metáforas

¿Donde estás?  ¿Y dónde te gustaría estar? ¿Qué necesitas para pasar de “ese lugar donde ahora te encuentras” al “lugar desaseado” en caso de que sean distintos?

Creo que son preguntas poderosas para que mejores la autoconfianza pero aquí también puedes encontrar  más preguntas poderosas

En la autoconfianza se esconde un poder que todos tenemos, que es el de creer en nosotras mismas.

A lo largo de nuestras experiencias  vamos moldeando el ser único y genuino que somos

En la autoconfianza reside el impulso que nos hace crecer 

Y ahora te toca a ti

 

Según la RAE:  

Descubrir es: manifestar, hacer patente, destapar lo que está tapado o venir en conocimiento de algo que estaba ignorado.

¿Conocías la diferencia entre autoestima y autoconfianza?

!!Cuéntame!!

Te espero en los comentarios 

¿Alguna recomendaciones para ganar confianza en una misma?

Por supuesto te invito  a que compartas este artículo tanto si conoces a alguien que le pueda ayudar o porque simplemente te ha gustado😉

Graaacias a ti, por estar ahí y leerme.

Un abrazo 

Virginia