Hoy quiero hablarte de “una tormenta”,  puedo llamarla etapa incomoda o también una crisis.

Te zarandeas a ti misma y te reprochas ¿cómo no te habías dado cuenta antes ?

Sientes que no lo vas a conseguir, que no  eres capaz.

Te dices que no  tienes  confianza en ti misma  para seguir adelante y pierdes tú autoestima.

Tal vez es el momento de salir de tu zona de confort.

 

¿Cómo comienza “esa tormenta”?

 

como comienza una tormenta: saliendo de mi zona de confort

 

Las tormentas son un fenómeno meteorológico que se forman cuando dos masas de aire de diferentes temperaturas se juntan en la atmósfera.

El contraste entre ambas temperaturas forma una especie de choque que genera los rayos, los truenos, las lluvias, el granizo y el fuerte viento tan típico de las tormentas.

 Da igual cual fue su origen, se genera un ambiente gris, baja la presión en el ambiente y es menos distendido de lo habitual.

Notas que ya esta la tormenta encima, lo notas, lo sientes y hasta lo puedes oler en el ambiente.

Pueden ser grandes crisis existenciales, de relaciones, laborales o crisis más pequeñas (dejar de fumar, bajar de peso…) pero suficiente para hacerte ponerte en movimiento y querer poner solución saliendo de tu zona de confort.

¿Fácil? Para nada, aprender cómo salir de tu zona de confort y tomar la decisión de hacerlo produce miedo, ansiedad, dudas, temores…

Te haces demasiadas preguntas, preguntas podersoas que te hacen construir otra realidad.

 Sientes que necesitas hacer algo con lo que no te sientes cómodo, con el propósito de abandonar esa situación y vencer tus miedos.

 

 

¿Qué se y que no se de “las tormentas”?

 

que se y que no se de mi zona de confort

 

Tienes toda la teoría, como empieza la tormenta… como se desarrolla, la presión en el pecho y puedes intuir el resultado

Sabes que es necesario ese zarandeo para hacerte avanzar.

Para que escojas una dirección y un camino que te lleve hacia lo que realmente deseas.

Sabes que es positivo y que te hará crecer.

Conoces cuál será el resultado incluso.

Saldrás mas fuerte impulsándote con un extra de motivación.

Sabes muchas cosas.

Y… no sabes nada.

Cuando estas dentro de la tormenta, intentas mirar a los lados pero no eres capaz de ver nada.

No tienes ni idea de cuánto durara y sientes demasiada vulnerabilidad.

No sabes ni si quiera que pudiera calmar esa tormenta.

Podria ser una buena conversación, podría ser llorar hasta desahogarse, podría ser fundirse en un abrazo, podría ser esconderte en un jersey muy gordito y ocultarte en el hasta que se pase el temporal.

 

Sabes muuuucho y no sabes nada.

 

 

 Hoy quiero hablarte de la zona de confort

 

la zona de confort

 

La zona de confort es ese círculo de cosas que dominas y que te son fáciles de hacer.

Hábitos, rutinas, habilidades y conocimientos también forman parte de la zona de confort.

Puedes pensar que se vive muy feliz sin preocupaciones, sin tener tareas que te cuesten esfuerzo y en un entorno controlado.

Es la zona donde muchas personas pasan gran parte de su vida sin descubrir de lo que son capaces para cambiar aquella situación que no les gusta y crear otra.

Quienes viven en la zona de confort están… cómodos, están acostumbrados.

Salir de la zona de confort puede ser probar una comida diferente, hablar delante de un grupo, montarnos en un paracaídas, emprender en internet, cambiar nuestra alimentación…

Nuestra zona de confort nos hace sentir seguros.

No existen dos zonas de confort iguales.

Lo que a ti te parece cómodo, a otros quizás les aterrorice.

El significado es distinto para cada persona.

Es la zona donde viven los que tienen miedo al qué dirán, qué pasará si me equivoco, y al fracaso.

Te dirán que no puedes conseguirlo, que para qué vas perder el tiempo.

Desde el punto de vista del coaching, si queremos obtener mejores resultados deberemos abandonar nuestra zona de confort y transformarnos en nuestra mejor versión sacando nuestros superpoderes y esculpiendo nuestro lider interno.

Tampoco podemos estar todo el día fuera de nuestra zona de comodidad, porque nos llevaría a un estado de estrés y agotamiento físico y mental.

Podemos y debemos estar situados dentro de nuestra zona de confort en muchos instantes de nuestra vida, pero siendo conscientes de que estamos allí y de que la aventura de la vida esta mas allá.

Podemos decir que la zona de confort carece de estímulos puede hacer que caigamos en la apatía, la desgana y nos instalemos en la queja, o lo que es peor, que lleguemos a la depresión.

 

Pregúntate: ¿Quien eres tú? y  ¿Quien  quieres ser?

 

¿Qué vas a encontrar al salir de tú zona de confort?

 

que nos encontraremos al salir de la zona de confort

 

Lo primero la zona de pánico.

Nuestra cabeza empezará a decirnos no puedo, es peligroso o cualquier otra cosa que nos haga volver a la zona de confort. Aparecera tú saboteador interno asustado.

Aparecerán las creencias limitantes y la falta de confianza en ti y en lo que estás haciendo.

Es una parte incomoda, pero si nos mantenemos es esta zona, nos daremos cuenta que empezamos a desarrollar habilidades para movernos en ella y ver lo que antes no éramos conscientes.

No debemos conformarnos con lo que tenemos, pues nos merecemos algo mejor, tanto tú como yo ¿no crees?

 

Escuchando a mi corazón  y saliendo de mi zona de confort a pesar del miedo

 

escuchando a mi corazon y saliendo de la zona de confort a pesar del miedo

 

El niño que fuimos sabía distinguir que le gustaba de lo que no, y aunque parezca que lo hemos olvidado aún sabemos cómo hacerlo.

Puede ser que te hayas acomodado y prefieras resignarte que hacer algo para acabar con lo que te incomoda.

Pero si miras a tu futuro y te aterra verte en el mismo punto donde estás ahora mismo, haz algo ya.

Pregúntate dónde quieres ir y vete

Como dice el video, al lado de la zona de confort está la zona de aprendizaje que te hace ampliar nuevas habilidades, conocimientos, herramientas,…

En esta zona se amplían horizontes.

Allí veras otros puntos de vista y que te harán tener una visión distinta respecto al asunto o problema.

Deja que tu motivación por hacer cosas nuevas venza a esos miedos.

Hay personas que tambien llaman a esta, la zona mágica.

La llaman así porque creen que es donde pueden suceder cosas maravillosas…

Es allí, donde encontrarás los resultados.

Ese es el lugar de los grandes retos.

 

Recuerda (te) lo que ya sabes

 

Recuerda que estos cambios te ayudaran a crecer, tendrás nuevas herramientas y oportunidades para mejorar tu vida.

El secreto está en creer en ti.

Tú tienes todas las herramientas para brillar.

Sueña despierto, descubre ¿qué te gustaría ser?, ¿qué te gustaría hacer?  Y ¿para qué quieres conseguirlo?

Anota estas respuestas, traza un plan y sal en busca de tus objetivos.

No dejes que nadie te diga que hay cosas que no puedes hacer.

El desarrollo personal es algo muy necesario para ser feliz y tal vez podrias recurrir a un proceso de coaching.

Recuerda que tú también lo sabes y puedes hacerlo.

Empieza por:

 1º Creer en ti

2º No te infravalores. ¿Por qué no vas a conseguir hacer lo que tú sueñas si incluso hay gente que vive de ello?

Todo lo nuevo se ve como  peligroso, por eso a  veces una prefiere quedarse tal y como está.

Pensamos más en lo malo que puede pasar que en lo bueno que podemos conseguir.

3ºPermítete soñar y trabaja para conseguirlo

Vuelve a ese momento en que eras un niño y tenías sueños, sueños que querías cumplir cuando fueras mayor.

Ahora ya eres mayor ¿te atreves?

Comienza a seguir tu instinto, pocas veces se equivoca.

4ºVence a tus miedos

Miedo al qué dirán, a fallar y miedo al ridículo.

No hagas caso a las criticas, quien critica no tiene el valor de hacer lo que tú si estás haciendo.

 

 

A veces cuando miras hacia delante,  sientes que  falta mucho por llegar a tener lo que deseas.

Pero también debes mirar atrás y ver todo el camino recorrido hasta el sitio en el que te encuentras.

Entonces podrás avanzar y ver un mundo lleno de posibilidades en el que podrás hacer todo lo que te propongas.

Arriésgate, ¿y si sale bien?

Cambia tu manera de pensar, piensa más en positivo.

Tienes posibilidades de ganar y tambien de perder.

Esa chispa es lo que te hace sentirte vivo/a.

Arriesgarse es eso,  ganar o perder y si pierdes no pasa nada, uno se levanta y lo vuelve a intentar.

 

 

¿Y si sale bien?  Repite conmigo

¿Y si sale bien?

 

Repite conmigo ¿y si sale bien?

 

Según la RAE

Descubrir es: manifestar, hacer patente, destapar lo que está tapado o venir en conocimiento de algo que estaba ignorado.

 

!!Vamos!!¿ Cuéntame ¿qué has descubierto con este articulo sobre ti y tú zona de confort?Te invito entonces a que compartas este articulo si conoces a alguien le puede ayudar  o porque simplemente te ha gustado.Graaacias por estar ahí y leerme.

Un abrazo Virginia

Comparte Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

4 thoughts on “¿Qué hacer cuando no sabes que hacer? Saliendo de mi zona de confort

  1. ¡Hola, Virginia!
    Zona de confort, que bien suena pero que terrible es.
    Un sitio donde la magia no existe. Un sitio donde lo que se quiere nunca se consigue.
    Sitio donde los sueños son solo sueños.
    Gracias por recordarlo.
    Un beso😘

    1. !Hola Carmen! Estoy de acuerdo contigo, ahi la magia no existe y nunca se consigue lo que se quiere. Algunos la llaman resignacion, “es lo que hay” “tiene que ser asi”. Hay momentos y situaciones en la vida en la cual es la unica opcion. Apostemos por nuestros sueños Carmen.
      Un abrazo
      Virginia

  2. Buenas tardes Vir.
    Un post muy interesante y en este momento en mi vida muy necesario, como tú dices siempre encontramos una excusa para quedarnos en nuestra zona de confort y no salir para nada…
    Creo qué debo salir de esta zona cuanto antes siempre podré volver a ella, lo importante es intentarlo y ser valiente.
    Gracias por todo!
    Besos

    1. Hola Cristina!!
      Tienes razón siempre encontramos una excusa para quedarnos en la zona de confort aunque la situacion nos provoque dolor.
      No te olvides que tienes todas las herramientas en tu interior solo tienes que permitirte explorar y sacarlas a la luz para que ellas te ayuden en ese camino.
      Animo Cristina.
      Un abrazo
      Virginia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *