La mayoría tendremos acontecimientos  difíciles en  los cuales desarrollar nuestra resiliencia

Algunas personas logran adaptarse rápidamente, mientras que otras pueden quedarse demasiado tiempo en el sufrimiento y el dolor llegando a perjudicar su salud, su economía, sus relaciones personales y laborales.

La resignación es conformarse, sufrir y llevarlo lo mejor posible.

La resiliencia es la capacidad de aceptar lo que nos ocurre siendo flexibles y salir fortalecido de esa experiencia que nos ha tocado vivir.

 

Definición y origen

El origen viene del término latin “Resilio”, que significa volver atrás, volver en un salto, rebotar.

En física es la capacidad que tienen los cuerpos para volver a su forma original después de haber sufrido deformaciones producto de la fuerza.

 

 “Las especies que sobreviven no son las más fuertes,

ni las más rápidas ni las más inteligentes,

sino aquellas que  mejor se adaptan al cambio.”

Charles Darwin

 

El término fue adaptado por las Ciencias Sociales para caracterizar a los sujetos que, en situaciones de adversidad, se desarrollan psicológicamente sanos y exitosos.

En psicología se conoce la Resiliencia como la capacidad que tienen las personas para afrontar, superar los problemas y adversidades de la vida, saliendo incluso fortalecidos

 

Una fábula ilustrativa

 

En esta ocasión, traigo una fábula que trata sobre cómo nos enfrentamos ante las adversidades.

Según esta fábula, podemos ser zanahoria, huevo o café.

 

                                       ¿Y tú?, ¿Cuál de los tres erés?

 

“Una hija estaba muy molesta porque parecía que cuando un contratiempo se les solucionaba, aparecía un problema nuevo aún más complicado.

Habló de ello con su padre que era jefe de cocina.

La miró y, sonriente, cogió tres ollas.

En un puchero puso algunos huevos, en otro, algunas zanahorias y en una tercera ollita, café.

La joven se quedó pasmada pensando que su padre no la escuchaba, como ya era habitual, porque en lugar de proporcionarle una respuesta se ponía a cocinar.

Después de veinte minutos de cocción, el padre le preguntó a la hija. “¿Qué ves?” La chica quedó atónita. “¿Qué quieres que vea?

¡Como no me haces ningún caso mientras cueces huevos y unas zanahorias y haces café!”, respondió medio enfadada.

El padre imperturbable la invitó a palpar los tres ingredientes. La joven azorada le preguntó qué significaba.

Él le respondió:

“los huevos eran frágiles antes de la cocción, y ante la adversidad (el calentamiento con el fuego) se han vuelto duros; las zanahorias, en cambio, eran duras y con el fuego se han vuelto blandas; en cambio, el café, cuando ha sido calentado ha sido incluso capaz de poder transformar su contexto: el café ha transformado el agua.

¿Qué deseas ser tú hija mía, ante las adversidades?

Ojalá seas como el café que cuando aparezcan los problemas o las adversidades, seas capaz de ser fuerte, sin dejarte vencer ni aislarte, salir airosa e incluso mejorar tú misma consiguiendo cambiar tu entorno”.

 

 Tipos de resiliencia

1.   En la psicología: es la capacidad de los seres vivos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y situaciones adversas.

2.   En el ámbito social : capacidad que tienen los grupos y colectivos  sociales para sobreponerse a los resultados adversos, reconstruyendo  y apoyándose en vínculos internos,

3.   En la ecología : capacidad de las comunidades y ecosistemas de absorber perturbaciones y enfrentarse a situaciones  adversas sin alterar significativamente sus características y       estructura

4.   En  el ámbito del derecho: capacidad de las personas, dentro del marco general    de los derechos humanos

5.   En la tecnología : capacidad del sistema de soportar y recuperarse ante desastres y perturbaciones

6.   En la cultura emprendedora: capacidad que tiene el emprendedor para sacar la energía, retomar el camino, aprender de los errores y seguir luchando por el proyecto.

 

 

¿En qué circunstancias desarrollamos nuestra capacidad de resiliencia?

 

Cada persona procesa de diferente forma las situaciones difíciles.

La mayoría tendremos sucesos duros en nuestra vida en los cuales desarrollar nuestra resiliencia

Te dejo algunos ejemplos:

Buscar empleo de nuevo después de haber sido despedida/o por tú antigua empresa.

Familias que vuelven a reconstruir sus hogares después de la pérdida de un ser querido.

Reconstruir una vida tras una separación o una infidelidad.

Empezar de cero en un país que no es el tuyo.

Un accidente.

La aventura emprendedora  también conlleva el riesgo del fracaso porque no todas las decisiones serán acertadas.

Una enfermedad grave…

Y muchas cosas más

 

“Los científicos dicen que estamos hechos de átomos,

pero a mí un pajarito me contó que estamos hechos de historias”.

Eduardo Galeano

 

 

Ser resiliente no quiere decir que las personas no tengan problemas,  no experimenten miedo o angustia.

Es importante saber que la resiliencia no es un rasgo que las personas tienen o no tienen.

Es un concepto que incluye una serie de comportamientos, pensamientos y acciones que pueden ser desarrollados por cualquier persona que se lo proponga.

 

¿Para qué es necesario desarrollar nuestra resiliencia?

 

 

Estudios realizados muestran que la resiliencia es algo habitual; no se trata de una habilidad extraordinaria.

Ser resiliente significa que pese al dolor y las circunstancias adversas que nos encontremos, una persona es capaz de seguir con su vida sin perder el control o sentirse desbordado o incluso, empezar de nuevo cuando todo ha salido mal

Una vez que eres consciente de ella, y de su importancia solo queda que la desarrolles y la pongas en práctica.

Esta capacidad tiene mucho que ver con el desarrollo de la inteligencia emocional  (nuestros superpoderes) que es clave para adaptarse a situaciones de cambio tanto en el terreno laboral como personal.

La capacidad de conocer y manejar nuestras emociones ( la ira, el rechazo, la tristeza, el miedo y la alegria) nos da un gran poder sobre nosotros mismos para conseguir los objetivos que nos hemos propuesto

Las emociones no surgen de los acontecimientos externos, sino de la valoración que nosotros hacemos de esos acontecimientos y de lo que pensamos sobre ellos.

En esta valoración tienen un peso fundamental las creencias.

Si creemos que somos muy desgraciados nos sentiremos muy desgraciados.

 

 

“Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor,

siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.”

-Viktor Frankl-

 

 

Si   creemos que no hay solución, nos sentiremos hundidos.

Así creamos nuestra realidad, a partir de lo que creemos que es.

Por lo tanto, esculpe a tú lider interno, aprende a modificar las creencias y las valoraciones en sentido positivo  porque será de gran ayuda para sentirnos mejor.

Identificar nuestras fortalezas personales y ponerlas en práctica nos hará impulsarnos hacia el futuro que deseamos.

Lo que si depende de nosotros, que es donde reside nuestra libertad y nuestra fuerza, es en cambiar nuestra creencia, para así transformar y disminuir nuestro malestar

 

Preguntas para la autoexploración

Contestando a las siguientes preguntas podrás descubrir cómo respondes ante hechos difíciles.

  1. ·         ¿Qué acontecimientos te han ocurrido en la  que te han resultado más difíciles de afrontar?
  2. ·          ¿Cómo te han afectado esos hechos?
  3. ·         ¿En esos momentos, te ha ayudado pensar en tus seres queridos?
  4. ·         ¿En esos momentos, a quién has acudido para que te ayude?
  5. ·         ¿Qué has podido aprender sobre ti misma/o y sobre tu relación con los demás cuando has pasado por       esas circunstancias complicadas?
  6. ·         ¿Cómo has podido superar los obstáculos que han ido apareciendo en tu vida?
  7. ·         ¿Cuál es la base que consideras que más te ha ayudado a seguir adelante?

Recomendaciones para desarrollar nuestra resiliencia

  • Autoestima: Tener una sana autoestima, es la principal base para fomentar la resiliencia. Cultiva una visión positiva de ti y cuídate. Haz cosas que te gusten.
  • Introspección: Es la capacidad de preguntarnos a nosotros mismos y darnos respuestas sinceras, sin victimismos, con responsabilidad. Desahógate expresando tus emociones.  Permítete redescubrirte.
  • Independencia: Consiste en la capacidad de mantener un alejamiento emocional y físico, de las situaciones conflictivas. Delimita bien el problema, para poder atajarlo y evitar que  contamine lo bello que hay en tu vida.
  • Sociabilidad: Establece buenas relaciones con tu entorno. Ten buenas conversaciones. Es muy importante tener un grupo donde te sientas conectado (amigos, pareja, familia…).
  • Iniciativa: Esta capacidad, nos habla de las personas que consiguen marcarse retos, para ir creciendo sin importar el medio en el que se encuentren. No tengas miedo a sentire vulnerable ni a tomar   decisiones.
  • Humor: Ser capaz de reírnos de nuestros propios problemas, de nuestros propios errores, es algo fundamental

 

“No he fracasado, he encontrado 10.000 formas  que no funcionan”

Tomas Edison

 

  • Creatividad: En todas las situaciones se pueden encontrar soluciones a la realidad en la que estamos inmersos. Consulta libros, terapias o recursos web, intenta localizar a personas que han pasado por lo mismo que tú, cuando estés preparada/o, poder hablar de forma íntima.
  •  Mantener nuestros valores:  Identifícarlos y trabajarlos nos dará mucha información. Nuestros valores nos aportan una ruta a seguir haciéndonos sentir  una vida  más plena.
  •  Pensamiento Crítico: Con esta cualidad, somos capaces de analizar las situaciones, desde fuera, para tomar las decisiones adecuadas, responsabilizarnos del resultado de nuestras acciones y emprenderlas cuando sea necesario. Mantén las cosas en perspectiva.
  • El sentido: Otro componente importante para mí. Quien ha conectado con el sentido de su existencia tiene mayor capacidad para superar las adversidades cuando se presenten. Te dejo una entrevista con Viktor Frankl (ver aqui entrevista)

 

 

 

Espero que este artículo te haya sido de ayuda para conocerte mejor y descubrir tu capacidad de resiliencia, e ir desarrollando la a lo largo de tu vida.

 

Según la RAE

Descubrir es: manifestar, hacer patente, destapar lo que está tapado o venir en conocimiento de algo que estaba ignorado.

 

!!Vamos!!¿ Cuéntame qué has descubierto con este articulo sobre tu resiliencia?

Te invito entonces a que compartas este articulo, si crees que a alguien le puede ayudar en su día a día o porque simplemente te ha gustado.

Graaacias por estar ahí y leerme.

Un abrazo Virginia

2 thoughts on “Salir fortalecido ante la adversidad = Resiliencia

  1. Hola,

    La frase de Darwin es una de mis favoritas y además, es una verdad como un templo. Si te adaptas, evolucionas y si no lo haces, te estancas.

    A mí me ha costado entender que el mapa no es el territorio sino una interpretación personal de lo que está sucediendo y que mis emociones pueden ser totalmente opuestas a las de otra persona.

    Me apunto todas tus recomendaciones para aplicarlas, construir mi líder interno y convertirme en una persona resiliente.

    Muchas gracias. Sònia.

    1. Hola Sónia, gracias por tu aportación. Es cierto si te adaptas evolucionas pero hay que pasar antes por la acepatación Sonia y ahi tambien me doy cuenta de que lo que siento y pienso es solo una interpretación de lo que esta sucediendo. Es esa una explicación de la frase “el mapa no es el territorio” que se dice en Programación Neurolingúistica. Espero te sirvan para construir tu lider inerno. Gracias de nuevo por pasarte por aquí y comentar. Un abrazo.
      Virginia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *