Las fiestas navideñas se acercan.

Termina el año.

Hacemos repaso de cómo ha sido el que se va  y lo que deseamos para el año que empieza.

La planificación de objetivos es fundamental.

Además es algo que hacemos constantemente para conseguir más productividad y ahorro de tiempo.

Planificamos las vacaciones, las comidas navideñas, las compras, los regalos para los más pequeños.

Pero no planificamos nuestros sueños. No ¿para qué?

Planificar nuestros objetivos para el año nuevo es una forma práctica de maximizar las probabilidades de conseguirlos.

Da igual lo que desees, mejorar tu peso, tus relaciones, emprender, montar tu propia casa rural,  ”despedir a tu jefe” ¿quizás?

Por eso   la mayoría de personas no logra sus objetivos  a pesar de tener el deseo de cumplirlos  ¿una contradicción verdad?

Hoy te traigo plan sencillo para trazar y enfocar la dirección de tus sueños, objetivos, retos, como quieras llamarlos.

 

Un plan real, específico y efectivo para acercarte a la vida que deseas.

Tomate unos minutos y comienza a transformar esas metas en acciones, luego en un habito para que logres aquello que te has propuesto

Planificar es algo que hacemos a diario para  casi todo, hoy también lo haremos pero de una forma consciente y disfrutando del plan.

Vamos a utilizar una metodología habitual en coaching para cualquier proceso de mejora o transformación.

Es el Modelo SMARTER compuesto por acrónimos (Específico, medible, alcanzable, realista  definido en el tiempo, ecológico y con recompensa).

Merece la pena tomarse un tiempo.

Puede parecer complejo, pero se trata de saber qué queremos que ocurra.

¿Qué te parece si cogemos papel y boli,  nos ponemos?

Comenzamos.

Buena formulación de objetivos:  Modelo S.MA.R.T.E.R

SMARTER

 

 

S – ESPECIFICO.

Sé específico en lo que quieres.

La mayoría de las veces definimos los objetivos de manera ambigua como son la felicidad, el éxito, etc.

Sé preciso con tu lenguaje también, eso te ayudará a afinar aún mas.

Un objetivo ambiguo nos dará resultados ambiguos.

Si nuestro objetivo es tan genérico no tendremos claro si lo estamos consiguiendo o no.

Ejemplo:

Voy “a aprender ingles” →Voy a practicar ingles media hora todas las tardes.

Si trabajamos sobre metas concretas, obtendremos resultados concretos.

 

 M – MEDIBLE

 

¡Revisa tus objetivos!

Asegúrate de medir tus avances.

La diferencia entre una meta y un deseo, es que la primera  se puede medir.

Así podremos saber si vamos por  buen camino o nos hemos perdido en el trayecto.

Mide tus logros para encontrar más motivación e impulsar los próximos pasos.

 

A-ALCANZABLE

 

alcanzable

Los proyectos demasiado grandes son más fáciles de abandonar.

Igualmente, los proyectos demasiado sencillos  no nos suponen salir de nuestra Zona de Confort y por lo tanto no habrá progresos.

Es interesante que nos preguntemos si lo que nos gustaría que ocurra, está a nuestro alcance.

Al revisar nuestros objetivos aparecerán  también  barreras, que pueden ser en formas de creencias limitantes que son lo opuesto a los recursos y es aquello que nos está impidendo lograr el objetivo.

Cuidado con ponerte retos para demostrarte a ti mismo lo que vales:  ya que tu autoestima estará condicionada a los resultados.

Si nos salen las cosas bien nos ponemos contentos, pero si nos salen mal nos frustramos con nosotros mismos

Es fundamental  quererte a ti mismo  de manera incondicional.

Marcarte objetivos que te acerquen a los resultados que realmente quieres, porque te apasiona el tema o porque va a mejorar  tu vida.

Definir  aquí los recursos internos, los superpoderes y el líder interno para contar con ellos para impulsarnos hacia el objetivo.

Ejemplo.

Si quiero escribir en mi blog   todas las semanas, tendré que potenciar mi disciplina para encontrar un hueco para escribir

 

R- RETADOR

 

retador

 

Metas desafiantes.

Es fundamental que los objetivos que nos fijemos nos suponga un esfuerzo y nos lleven a dar lo mejor de nosotros.

Que impulsen nuestra motivación y de esa manera nos ayuden a potenciarnos y seguir avanzando.

Que esten conectados con tus valores.

Mira  tus metas para este año que empieza  y busca en tu interior aquellas que “ te hacen vibrar.”

Y aquí viene analizar la realidad.

El trabajo, los compromisos u obligaciones con otras facetas (pareja, padre o madre, etc.)

Y sobre todo, ¿mi vida va a estar en equilibrio si dedico el tiempo que necesito a …estudiar, pintar, escribir?

Es una pregunta muy importante porque a menudo nos comparamos con quien no debemos.

 

Si tu realidad es la de una jornada laboral de 8 horas, 2 hijos pequeños etc.

Es importante plantearse cómo, cuanto y cuando vas a realizar esas  tareas que te has programado para que todo este en equilibrio.

Ser  totalmente consciente  “de dónde vengo y hacia dónde voy” en la vida, tú vida.

Realidad y opciones son claves en el proceso.

 

T Limitado en el tiempo

 

Ponle fecha a tu objetivo.

Que esté limitado en el tiempo.

Volvemos a concretar y por lo tanto acotarlo en el tiempo porque no tendrás prisa por hacerlo ni la motivación que te hará falta para ponerte en marcha.

Es importante que tu mente se oriente de forma temporal.

 

E-Ecológico

ecologico

 

¿Qué significa esto?

Nuestra vida no está formada por elementos aislados, sino  que somos un sistema completo en el que los diferentes elementos interactúan entre sí.

Es importante tener en cuenta cómo va a afectar el objetivo  al conjunto de nuestra vida.

¿Cómo va a afectar a mi vida?

¿Cómo va a afectar a mi entorno, a mi familia o a las personas que me rodean?

Ejemplo:

Si empiezo una dieta y  convivo con mas personas seguramente tendré que cocinar para mí algo diferente de lo que coma el resto.

Esto puede crearme y crear al entorno algunos desajustes, de tiempo, económicos…

 

R- RECOMPENSA

 

Que la recompensa por conseguir aquello que  tanto esfuerzo y dedicación sea tan atractiva y positiva para ti que no te importe luchar por ello.

Define qué recompensas obtendrías al lograr tu objetivo, qué sentirías, qué obtendrías…

 

Ejemplo.

Publicar un libro, terminar unos estudios, tener tu propio blog…

Una vez mas es importante que sepas tu ¿Para qué?

 

 

RECOMENDACIONES.

 

Por último te dejo además unas recomendaciones que me parecen fundamentales antes de empezar  a planificar tus objetivos.

Recomendaciones para la formulacion de objetivos

 

1.   Enunciado en Positivo

Revisa tus objetivos y formulados hacia lo que quieres y no hacia lo que no   quieres.

Experimenta   y observa cómo cambian los resultados.

Nuestro cerebro tiende a enfocarse en aquello en lo que pensamos.

Por ejemplo, cuando deseamos comprar un coche nuevo, por la calle tendemos a fijarnos en los coches que nos gustan,  o una pre-mamá a la que le parece que hay más embarazadas por la calle.

La cuestión es que nos sentimos atraídos hacia aquello que ocupa nuestros pensamientos.

Por tanto en lugar de pensar qué no queremos, es más útil pensar qué queremos y fijar así nuestras metas para este año:

Ejemplo:

Quiero perder peso → Quiero estar en mi peso ideal

 

2.   Depende solo de ti

 

Tenemos que preguntarnos qué vamos a conseguir con este objetivo, y si aquello que vamos a conseguir realmente nos apasiona.

Si realmente te apasiona entonces, ¡este objetivo es para ti!

Cuando definimos objetivos y planes para este año que dependen de los demás, estamos poniendo fuera de nosotros el control y por lo tanto la responsabilidad de  si se cumplen o no se cumplen.

 

3.  Sé flexible

 

Aunque ajustes tus objetivos, no seas muy dura/o contigo, porque si no, en el momento en que falles  puedes tener ganas de abandonar.

Es muy útil definirlo con la palabra “casi”. Por ejemplo: “

Nuestro objetivo tiene que ser retador pero alcanzable.

Ejemplo:

Fumar te relaja.

Si nos ponemos un objetivo que nos quita algo que para nosotros es positivo, posiblemente dejaremos ese objetivo

Si fumamos nos relaja   y dejamos de fumar, nos puede entrar ansiedad.

Con lo que volveremos a fumar, o comeremos compulsivamente para calmar esa ansiedad, y engordaremos.

Revisemos de nuevo

revisemos de nuevo

 

Tal vez después del   planteamiento que ha resultado de concretar objetivos, te ha surgido la necesidad de un comenzar un proceso de coahing te ayude en algún aspecto.

Nos han educado para ser hombres y mujeres fuertes, para no mostrar nuestra vulnerabilidad  y  que todo loo tenemos que lograr todo  solos o solas.

No es así.

Si volvemos la mirada a nuestros referentes, podemos ver o intuir que tiene un equipo que le  aporta el equilibrio necesario para que ellos puedan dar lo mejor.

Actúa  y ponte en marcha es importante que una vez hayas realizado los puntos anteriores también que tomes acciones concretas

 

 

 

Según la RAE

Descubrir es: manifestar, hacer patente, destapar lo que está tapado o venir en conocimiento de algo que estaba ignorado.

 

!!Vamos!!¿ Cuéntame  en los comentarios  ¿qué has descubierto con este articulo sobre ti y tú metas? 

 

Por supuesto te animo a que compartas este articulo si conoces a alguien le puede ayudar  o porque simplemente te ha gustado.

Graaacias por estar ahí y leerme.

Un abrazo Virginia

Comparte Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

6 thoughts on “¿Hacemos planes? Con una buena formulación de objetivos

  1. Qué cierto Virginia, planificamos todo pero no nuestros sueños. Quizás es por el miedo al fracaso… a comprometernos con objetivos y después no ser capaces de llevarlos a cabo.

    Gracias por compartir este método, creo que es muy útil para no “no ver la montaña tan alta e inalcanzable” y enfocarnos en pequeñas acciones, pasitos pequeños, medibles…

    Me parece genial lo de establecer una recompensa o visualizar el logro, el resultado, el sueño, aquello que conseguiremos, sentirlo y emocionarnos, tenerlo presente, sin duda ello nos motivará para seguir adelante y tener presente “el para que´”.

    Qué cierto e Importante expresar en positivo, muchas veces nos decimos a nosotras mismas lo que “no que queremos” sin darnos cuenta del mensaje erróneo que imprimimos en nuestra cerebro.”

    También somos muy de “echar balones fuera” culpar al resto del mundo de nuestra desdicha, sin ser conscientes del grado de responsabilidad que tenemos sobre nuestra vida.

    Somos responsables de nuestros pensamientos, de cómo nos sentimos por ello, y de qué acciones tomamos cada día, de coger el timón del barco, de elegir y decidir por nosotras mismas, aceptando y asumiendo el reto, el compromiso sin miedo a fracasar… experimentando y aprendiendo, también de los errores que podamos cometer, y de los que podemos extraer grandes aprendizajes. Siempre desde el amor, como bien dices “ queriéndonos incondicionalmente”
    Un abrazo muy grande y gracias por tan valiosa aportación y reflexión en este momento del año tan propicio para ello. Feliz Navidad¡¡

    1. Gracias Irune, por compartir aquí tu valiosa reflexión.
      Poner sobre papel nuestros sueños, objetivos o retos los hará máas accesibles y nos permite visualizar el siguiente paso a seguir.
      Para mí expresarlos en positivo,trabajar desde lo que de mi depende y en una posición de amor hacia uno mismo/a es el complemento ideal en cualquier actividad a desarrollar.
      Feliz Navidad Irune.
      Un abrazo
      Virgina

  2. Me gusto mucho la forma de tus planteamientos, como docente te digo el articulo es muy: DIDÁCTICO, lo voy a compartir, he descubierto que en mi planificación no soy muy especifico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *