Imagina alguna  ocasión o momento en el cual  has recibido de otra persona un  sincero y amable gracias acompañado de una sonrisa  ¿recuerdas como eso te hizo sentir?

Deja que yo te lo diga: agradecido

 

Gracias, muchas gracias.

Las damos en persona, por teléfono, por correo electrónico…

La mayoría de ellas, de forma automática, casi sin darnos cuenta.

¿En cuántas de estas ocasiones somos capaces de mostrar gratitud sincera?

 

Mostrar nuestro agradecimiento va más allá de pronunciar la palabra mágica “gracias”:

Se trata  de demostrar a la otra persona cuanto valoramos y apreciamos lo que ha hecho por nosotros.

El agradecimiento es la acción que surge de la gratitud

“Sentir gratitud y no expresarla es como envolver un regalo y no darlo”

William Arthur Ward

Cuando el agradecimiento proviene de la gratitud auténtica no sólo es transformador para nosotros mismos, también lo es para  las personas que nos rodean.

Ahora te pregunto

¿Por qué estas agradecido/a?

Puedes decirme por tener un hogar que me hace sentir protegido y seguro del frio.

Puedes responder por tener un compañero con el que me siento muy cómoda, con  quien puedo ser como soy  sin sentirme juzgada.

El agradecimiento, es el siguiente paso a la gratitud y nos conecta aun mas con nosotros.

 

1.La gratitud  te  cambia la  perspectiva de la vida.

 

la gratitud te da otra perspectiva

 

Cosas tan simples como que se encienda la luz o tener agua caliente.

La gran mayoría de las veces estamos centrados en aquello que nos falta o que nos gustaría tener.

Nos enfocamos en “nuestras carencias o limitaciones” y en nuestras creencias limitantes en vez de reconocer y agradecer todo lo que ya tenemos.

Cuando estamos pasando por un mal momento, no somos capaces de ver nada mas.

Solo hay dolor, vulnerabilidad y sufrimiento.

Muchas personas tras pasar  por un proceso de divorcio reconocen y agradecen haber pasado por esa situación porque les hizo darse  cuentas de hechos que  antes no veían

También frente a la enfermedad, ante el abandono o la perdida de un ser querido.

Pero no necesitamos llegar hasta esa situación.

 

“El agradecimiento es la memoria del corazón”. 

(Lao-tsé)

Hoy puedes agradecer todo aquello que ha pasado en  tú  vida porque te ha hecho ser  como eres en la actualidad.

También podrías agradecer como seras en el futuro  atrayendo también  aquello que deseas.

Pero sobre todo puedes agradecer,  esta consciencia actual,  este momento presente.

Agradecer  todo lo que tienes, por las personas que te acompañan  y se preocupan por ti.

Puedes sobre todo  agradecer lo maravilloso y maravillosa  que eres.

Desde aquí  será mas fácil enfrentarnos a los retos  que nos pone la vida.

 

Te dejo un video que cuando lo vi me emociono y que te animo a practicar no solo en estas fechas sino en cualquier época del año: ver aquí el video

 

2.Practicar la gratitud con uno mismo

 

practicar la gratitud con uno mismo

 

¿Somos agradecidos con nosotros mismos?

¿Nos agradecemos a nosotros mismos el trabajo que realizamos a diario?

Otra reflexión interesante:

Pensemos como nos esforzamos   para conseguir mejorar en la vida.

¿Cuantos madrugones verdad?  Para mejorar nuestras vidas con un trabajo que nos permita mejorar la calidad de vida nuestra y de nuestros hijos…..

Nos gradecemos por cuidarnos, por alimentarnos de forma saludable….y por  salir  a hacer deporte aunque no nos apetezca  para mejorar nuestro estado físico.

Empecemos por valorarnos y agradecernos a nosotros mismos todo lo que somos y lo que hemos conseguido.

Mucho mas alla de los errores cometidos y  limitaciones, porque nos servirá para aumentar nuestra autoestima.

 

 

3.Compartir la gratitud con los demás.

compartiendo gratitud con los demas

 

Esto hará que podamos apreciar, valorar y vivir el presente, aceptando la vida tal como es  en vez de pensar como debería ser.

Compartiendo con los demás, teniendo conversacciones transformadoras.

Podemos pensar que  la gratitud  es como un músculo que  al entrenarlos se hace más fuerte, y cada vez mas percibir cosas  situaciones o personas por las que sentirnos agradecidos.

Por eso es importante ser constantes y entrenarlo con frecuencia.

No sirve de nada decir gracias de forma automática y como mera fórmula de cortesía si no estamos presentes y lo sentimos  de manera sincera.

 

Te dejo un cuento

 

En un reino lejano de Oriente se encontraban dos amigos que tenían la curiosidad y el deseo de saber sobre el Bien y el Mal

Un día se acercaron a la cabaña del sabio Lang para hacerle algunas preguntas.

Una vez dentro le preguntaron:

-Anciano díganos: ¿qué diferencia hay entre el cielo y el infierno?…

El sabio contestó:

 

-Veo una montaña de arroz recién cocinado, todavía sale humo. Alrededor hay muchos hombres y mujeres con mucha hambre. Los palos que utilizan para comer son más largos que sus brazos. Por eso cuando cogen el arroz no pueden hacerlo llegar a sus bocas. La ansiedad y la frustración ca
da vez van a más.

Más tarde, el sabio proseguía:

-Veo también otra montaña de arroz recién cocinado, todavía sale humo. Alrededor hay muchas personas alegres que sonríen con satisfacción.

Sus palos son también más largos que sus brazos. Aun así, han decidido darse de comer unos a otros.

 

 

4.La Gratitud es abundancia

 

compartiendo la gratitud con los demas

 

Cuando nos sentimos agradecidos conectamos con la abundancia en todas sus dimensiones.

 

Ya que somos capaces de valorar  todas aquellas cosas que damos por sentadas cada día.

 

Reconocer lo que uno tiene (y obtiene), no significa  no querer  mejorar, ni tampoco rendirse ni bajar la cabeza.

 

No tiene que ver con resignarse, sino con ser consciente y aceptar las limitaciones

 

Hay personas que  capaces de agradecer todo aquello que la vida les pone en su camino sin ningun esfuerzo, y sin embargo otras a las que les cuesta un mundo porque  no saben cómo hacerlo.

Esta actitud con  la queja y la resignacion no nos conduce a ningun sitio y por supuesto no nos animará a salir de nuestra zona de confort.

 

 Para terminar te  dejo unas preguntas poderosas de parte de una coach.

 

¿Cómo podrías convertir tú agradecimiento en acción?

 

¿En qué medida agradecer te  ayuda a sentirte bien contigo mismo/a?

 

¿Podrías decir qué es aquello que te cuesta agradecer?

 

 

 

¡Muuuuuchas Gracias!

Y graaaaacias por tu tiempo.

 

 

 

Según la RAE

Descubrir es: manifestar, hacer patente, destapar lo que está tapado o venir en conocimiento de algo que estaba ignorado.

 

!!Vamos!!¿ Cuéntame ¿qué has descubierto con este articulo sobre ti y tú  agradecimiento?Te invito entonces a que compartas este articulo si conoces a alguien le puede ayudar  o porque simplemente te ha gustado.Graaacias por estar ahí y leerme.

Un abrazo Virginia

Comparte Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

4 thoughts on “El agradecimiento: transformador para nosotros mismos y los demás

  1. Tener gratitud es una prolongacion de mí .Forma parte de mi sonrrisa, de mi alegria y mi forma de vivir.Gratitud y amor la norma de mi vida así pongo en mi estafo wsap. Debemos ejercitarla a diario todos .
    Gracias Virginia por aportarnos tantas cosas ,ayudarnos a parar unos minutos leyendo tus correos para reflexionar.Lo cual nos haces cuestionarnos en que punto estamos y si necesitamos cojer con fuerzas nuestras riendas para redirigir el rumbo de nuestras vidas .Eres necesaria en mi vida .Muchas gracias por tus consejos,por tu profesionalidad ,esfuerzo y superacion día a día!

  2. ¡Hola Virginia! La gratitud multiplica. Si se agradece cada vez se recibe más. El universo es generoso.
    Me gusta ser agradecida y dar muestras de ése agradecimiento.
    Muchas gracias a ti también por compartir tu gratitud. Un beso😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *